Publicado por el 15/09/2010 | Emprendedores y autónomos | 13 comentarios

Rafael Nadal, un modelo excelente para los pequeños empresarios españoles

Rafael-Nadal

Esta semana hemos visto cómo llegaba un éxito más al deporte nacional. Uno de nuestros deportistas de máyor éxito, Rafael Nadal, lograba la victoria en el Abierto de Estados Unidos de tenis, completando así un palmarés de ensueño. Todo esto, tras duros años de trabajo y sacrificio, así como de organización personal y esfuerzo individual por la causa, en su caso, deportiva.

Por los resultados obtenidos y por su comportamiento ante la afición, Rafael Nadal me parece un modelo a seguir. Autónomos y pequeños empresarios, estoy convencido de que muchas veces se habrán sentido como él, tanto dentro como fuera de la pista, viviendo situaciones muy similares en el día a día de sus quehaceres habituales. Ahí van mis razones:

1.- Muchas veces te sientes solo en la pista: Nadie dijo que emprender fuera fácil, ni que llevar una empresa fuera un camino de rositas. Nadal también sufre cuando se le ponen los partidos cuesta arriba y la sensación de soledad en la cancha es similar a la que siente muchas veces el empresario en su mesa de trabajo.

2.- Las lesiones aparecen cuando menos te lo esperas: Una baja no gusta a nadie, ni a Rafa ni a ningún empresario. Estar prevenidos y asumir que, tarde o temprano, puede llegar una baja inesperada, no está de más. Estar preparado y tener un plan de contingencia (seguro, “plan b”,…) es algo que todos deberíamos tener preparado.

3.- Puede haber competencia, pero nunca se pierde la camaradería: Rafa Nadal es el mejor, junto con Roger Federer. Ambos lo saben y se pelean por el primer puesto de la clasificación mundial constantemente. Los pequeños empresarios también pelean en sus mercados y aquí tienen un ejemplo excelente de camaradería. Marketing de guerra, logística de colaboración. No hay por qué ser enemigos, si sólo somos empresarios y competidores. Somos personas.

4.- Para ser respetado, no hace falta ser el número 1: A Rafa le respetaban igual que ahora cuando era número 2 de la clasificación mundial, por detrás del todopoderoso Federer. Ahora, que ha recuperado el número uno el tenista español, también. Si no eres líder en tu mercado, puedes ser un excelente número 2 y ganar dinero. Cada uno tiene su sitio, si te toca vivir a la sombra de alguien mejor, intenta superarle pero no olvides que tú también eres respetado.

5.- Los resultados sólo aparecen cuando hay detrás un duro entrenamiento: Que alguien alcance el nivel de juego y resultados de Rafael Nadal no es fruto de la casualidad. Una definición de objetivos ambiciosos, una planificación adecuada, duros entrenamientos, un control constante de los resultados, aplicación de acciones correctoras ante desviaciones,… ¿De qué me suena esto a mi en la empresa? ¿Lo hacemos nosotros en nuestros negocios?

6.- A veces hay que cambiar de estrategia: Hace años veíamos a un Rafa Nadal hipermuscilado, para lo que era normal en un jugador de tenis. Viendo que su cuerpo no aguantaría a ese nivel mucho más tiempo, se reconvirtió físicamente, pasando a ser un jugador mucho más ligero para poder aguantar el exigente ritmo de partidos. En el mundo de la empresa está pasando en muchos sectores lo mismo. Los años anteriores estaban muchos negocios supermusculados y ahora nos hemos dado cuenta de que hay que solltar lastre para sobrevivir. Ley de vida.

7.- Los partidos se ganan tras duros enfrentamientos: Los clientes también. Cada uno es una batalla, cada operación, una nueva guerra. Nunca se para, apenas hay descanso y la temporada es larga. Para muchos pequeños empresarios, dura las 24 horas de los 365 días del año.

8.- Hay que ser humilde: Por muy bien que nos vaya el negocio, nunca se debe olvidar la humildad. Hemos visto caer a muchos empresarios que iban de “figuras” y en Rafa tenemos uno de los mejores ejemplos de humildad en el deporte. También en la empresa debemos seguir esa línea y ser conscientes de quienes verdaderamente somos. Da igual que seamos líderes absolutos del mercado o los “gallitos” del sector, siempre con los pies en el suelo.

9.- Casi siempre nos toca hacer de todo: Sacar, subir a la red, pegar de derechas, un revés cortado, correr a por un golpe imposible,… En la empresa: igual. Al final el empresario acaba desarrollando parte de la función comercial, organizativa, producción, tareas contables,… Y sí, de vez en cuando, también toca sacarse algún golpe “como se pueda” de debajo de las piernas.

Conclusiones

Ya sé que muchos pensaréis que todo esto no es del todo aplicable a los autónomos y a las pymes, sobre todo si tenemos en cuenta el salario de Rafael Nadal. Vale, estoy de acuerdo en que ya nos gustaría a cualquiera estar tener ese nivel de ingresos, pero al fin y al cabo, estoy hablando de sensaciones de los empresarios en su trabajo del día a día. Ahí sí que cuadran a la perfección.

Estos días que nos toca vivir, en los que el empresario está siendo ridiculizado y maltratado por algunos agentes del entorno socioeconómico, que no hacen otra cosa que vivir gracias a la apuesta de muchos españoles por el emprendimiento, Rafa Nadal es un ejemplo de superación y trabajo que confío nos sirva a todos los pequeños empresarios para sacar este país nuestro adelante ¡Vamos “Rafas”!

En Blog Sage | 12 Lecciones que el Mundial de Fútbol ha enseñado a las pymes y los autónomos
Imagen | PictFactor

Pablo Herrero

Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero

13 Comentarios

  1. LA soledad del emprendedor, del aut´nomo, del empresario, superar retos que nos parecen imposibles, esa es la línea del riesgo y de la preparación psicológica para llevar adelante nuestro proyecto

    Buen post Pablo

  2. Una buena metáfora. Buen post ;) , toda una dosis de optimismo.

  3. ¡Muchas gracias! Espero que guste y que se vea al fin una imagen digna de los empresarios españoles. Sí, hay algún piratilla, pero el día a día de la mayoría es mucho más duro de lo que por desgracia nos están queriendo hacer ver últimamente ciertos agentes de cuyo nombre prefiero no acordarme. Sí, me refiero a los de los lamentables videos esos…

    En cuanto a Rafa, qué puedo decir yo. Ídolo de masas y, para mi, ejemplo para todos. Si tuviéramos un 10% de su éxito, ya nos sentiríamos realizados muchos de nosotros.

    Y sí, reconozco que el post intenta también transmitir algo de optimismo, ya que es algo que nos hace falta en estos tiempos que corren. La última frase ¡Vamos “Rafas”! creo que no puede ser más significativa, tratando de animar a todo aquel que lea esta entrada y se haya sentido como Rafa Nadal en la pista en los momentos más duros, a su manera, en algún momento.

    Pues eso: ¡Vamos “Rafas”! ;-)

  4. Oí ayer una entrevista donde comentaba que había cambiado la empuñadura de sus raquetas dos días antes del torneo y que, de esta forma, golpeaba de forma diferente la pelota.
    Innovación para obtener nuevas ventajas competitivas

  5. Rafa es un campeón, y en este post se describe cómo la lucha por la superación lleva al éxito. Esto es traspasable a cualquier aspecto de la vida, incluido el de las empresas. Quien se lo propone puede llegar lejos, pero exige esfuerzo porque nadie le va a regalar nada.

  6. Me parece perfecto, es así como nos sentimos, con una “pequeña gran diferencia” el tema economico, dicha persona no tiene que pensar en como se van a pagar las móminas, los seguros los proveedores, los clientes impagados que aunque interpongas monitorios como hay tantos…., y por eso puede tirar hacia adelante, con humildad y con ganas de trabajar, pero tal y como está la situación lo único de lo que tienes ganas es de tirar la toalla y enviar a 5 trabajadares al INEM (así seguro tienen el sueldo asegurado por lo menos durante 2 años) Es un modelo perfecto, pero la realidad no es esa. Yo también soy humilde, trabajadora y miro hacia delante, nunca hacia atrás, pero…….Gracias

  7. Soy una fan de Rafa y además hasta tiene nombre de ángel, mejor dicho arcángel.Es todo un fenómeno. Yo tambien VAMOS RAFAS

  8. Muy acertado el paralelismo. Sin embargo para los autonomos , ni tan siquiera siguiendo estas 9 reglas , tienes asegurado el exito ….

  9. sin comentaruios

  10. Paloma, como puedes comprobar, en el primer párrafo de las conclusiones de esta entrada, hago referencia al nivel de ingresos. La idea es establecer un paralelismo entre un deportista de éxito y los empresarios de hoy en día, transmitir buen rollo y algunas ideas que, en mi opinión, podrían ayudar a llevar mejor el día a día. Sé que la cosa está difícil, pero, independientemente del nivel de ingresos, en mi modesta opinión, creo que pueden echar una mano.

    MisterEmpresa, efectivamente, hasta los deportistas de primer nivel no se libran de innovar. Si te duermes, te pasan volando…

    JC, claro que sí. Estoy completamente de acuerdo en que querer es poder. Si te quieres superar… ¡PUEDES!

    Elena, veo que has pillado el tema ¡VAMOS “RAFAS”! ;-)

    Sex Shop, pues yo no estoy de acuerdo, pero respeto tu postura. Vamos, que si quieres puedes!!

    Eduardo, como dicen los ingleses “up to you”. Gracias.

  11. Me parece muy buen ejemplo el que habéis expuesto, a buen seguro que hay mucha gente que no son conocidos como Rafa y que también intentan luchar cada día desde la humildad, en su pequeña empresa, en su puesto de trabajo, algunos con muchas responsabilidades, sabiendo además que de las propias decisiones van a depender familias enteras. He sentido la soledad, no la del triunfador, si no la de la persona que debe tomar decisiones que afectan directamente a otras personas, su estabilidad económica, la seguridad de sus familias, y realmente cuando se acierta también se vive en soledad aquello que parece nuestra obligación, acertar. Pero cuando esas decisiones, aunque convenientes perjudican a otros seres humanos, atendiendo a las circunstancias, realmente se pasa mal, muy mal.

  12. Perdonad, pero sigo con mi comentario, al final de todo, lo que parece que se ha extinguido es la cultura de la humildad, por eso se ponen ejemplos como el de Rafa. Creo que se debería profundizar desde la educación más temprana en esos valores; esfuerzo, sacrificio, humildad, respeto pro los demás, en contra de esta sociedad que se mueve en la prepotencia, el aparentar, el mostrar muchas signos de riqueza que no se tienen realmente, y que está inculcando en las nuevas generaciones el objetivo del premio, sin esfuerzo, sin trabajo, en la oportunidad. Sí creo que, lamentablemente, el ejemplo de Rafa, hoy en día parece una expceción, cuando debería ser un valor común.

  13. Rafa Nadal es un modelo a seguir, la unica diferencia es que el teniendo ganas de jugar y jugando bien tiene la vida solucionada. Los pequeños empresarios y autónomos, teniendo ganas de trabajar y trabajando bien, la mayor parte del tiempo no tenemos trabajo ni nadie que nos de una mano ni un aliento para seguir. No nos engañemos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>