Publicado por el 16/12/2011 | Emprendedores y autónomos | 3 comentarios

Peggy Sues, las claves del emprendimiento

Peggy Sues es una cadena de hamburgueserías con un toque de los 50 en EEUU. Hemos tenido la suerte de oír en Peggy Sues, las claves del emprendimiento de mano de su propietario, Jesé Miñíz; las podríamos resumir en: estrategia, clientes, el producto y el liderazgo.

Jesé Miñíz decidió apostar por el producto y por las calles secundarias para sus locales. Y logró ver su proyecto en marcha, sin necesidad, además, de pedir dinero prestado. Peggy Sues, las claves del emprendimiento.

A finales de año, según anunció, Peggy Sue’s estará presente en todas las ciudades españolas, con 24 locales, y el año que viene iniciará su expansión por Francia y Alemania. ¿Cómo lo ha conseguido?

Secretos no tan secretos

Su producto no es más que el archiconocido “fastfood”. Jesé aseguró que el auténtico secreto para haber sido aceptado por los clientes radica en su calidad. Comentó que hay quien opta por bajar el precio a costa de la calidad, pero de ese punto es muy difícil salir después. La verdadera apuesta está en cuidar el producto al detalle y ponerle el precio que merece.

Desde su punto de vista, uno de las claves para mantener en forma la propuesta de valor al cliente en todos los aspectos del negocio reside en desarrollar un gran sentido de la observación, que repare hasta en los más mínimos detalles.

Un aspecto muy importante es el humano, y nada más lejos de la realidad; José sigue conservando los dos cuadernos en los que escribió su proyecto, y que le ayudaron a conocerse como persona, con sus limitaciones y capacidades.

Su empresa factura 12 millones de euros al año, lo que no está nada mal, si tenemos en cuenta que vendo hamburguesas a 6 euros cada una. ¿Cómo se diferencia un producto así de uno que es archiconocido? Para responder a esta cuestión no nos podemos basar sólo en el producto.

El secreto es dotar a la hamburguesa de local, de colores que el humano reconoce como acogedores, de un servicio que bien se sabe diferenciar del uniforme de una multinacional. Y lo que más valoramos: calidad en la comida. Comer algo que podemos saber de dónde viene.

Estos “secretos” son aprovechables en pymes y pequeñas emrpesas. No nos conformemos con vender el producto, sino en acompañar de algo que nadie puede ofrecer. A veces podemos usar un paisaje o un monumento, pero en una calle de Madrid lo que mejor podemos usar es el ingenio.

Conclusión

Historias como esta podemos ver más de una. Todas se basan en los pilares del cansancio de un trabajo monótono y la necesidad de una autocreación como persona aplicada al negocio. Quizá, si podemos llegar a esta autocreación sin necesidad de huir de una vida “controlada” podríamos llegar a ganar tiempo en la línea de trabajo. Para terminar, os dejo con una frase de Jose:

Cuando uno trabaja muchas horas y es el primero en llegar e irse de la empresa, tiene la autoridad moral para señalar lo que no se está haciendo bien, y dirigirse a quién no está a la altura de las circunstancias

En Blog Sage | Lograr una ventaja competitiva para nuestro negocio
Imagen | Adam B.

Pablo Herrero

Profesional IT dedicado a entornos empresariales, servicios, servidores y virtualización; ahora consultor informático en NTT, en Barcelona. En ratos libres SEO y redactor en Tecnología Pyme.

Me encontráis a un tweet en @carvajaluchi

3 Comentarios

  1. Mmmm

    Me parece un buen ejemplo, pero creo que no siempre se puede adoptar el roll de perder la cresta comercial de las zonas para la mayoría de negocios

  2. Doy fe de que sus hamburguesas están muy ricas. Las probé hace un apr de meses en el local de la calle Agastia de Madrid y no tienen nada que envidiar a las famosas del Alfredo’s Barbacoa.

  3. Pues las tengo que probar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>