Así serán las facturas para que el autónomo pueda deducirse las dietas de manutención

Con la tramitación de la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo ya en el Senado, se conocen muchos detalles de cómo será la futura norma. Entre otras cuestiones se ha incluido la posibilidad de deducirse una dieta de manutención diaria para los autónomos. Claro que para ello las facturas deberán cumplir una serie de requisitos.

La dieta de los autónomos será de 26,67 euros diarios para gastos de manutención cuando se encuentre fuera de casa. Esta cantidad aumentará hasta los 48,08 euros cuando estén en el extranjero. Si además de comer fuera de casa el autónomo tiene que pernoctar fuera de su localidad, dicha cantidad se duplicará.

Cómo pedir las facturas para poder deducir las dietas de manutención

Lógicamente, la justificación del gasto tendrá que estar debidamente documentada para que se considere deducible. Pero no basta sólo la factura, tiene que contar con una serie de requisitos para que se admita como válida.

Pago con medios electrónicos

Para empezar, el pago de la factura solo podrá realizarse por medios electrónicos. Si se paga una comida en un desplazamiento al ir a realizar un trabajo, pero lo hacemos en efectivo, no se va a poder deducir. Es requisito indispensable para el caso de los autónomos que dicho pago se haga a través de tarjeta y, como tal, quede reflejado en la factura correspondiente.

Es una forma de luchar contra la economía sumergida, tanto en el sector de los autónomos como en el de los restauradores. Al dejar un registro del pago, ya es más complicado que el mismo no conste en la contabilidad.

¿Factura simplificada? No, gracias

Además, la factura simplificada, aquella en la que no constan los datos del autónomo, no bastaría. Por lo tanto, siempre hay que pedir factura completa, con nombre DNI y dirección para que sea deducible. Y aquí da lo mismo que sea una comida o un pincho de tortilla y un café a media mañana. Independientemente de la cantidad, siempre hay que pedir factura completa.

Sólo locales de restauración y hoteles

Por lo que respecta a los tipos de empresas en los que podemos efectuar los gastos, sólo podrán ser locales de restauración u hoteles. Pongamos el caso de que nos comemos un bocadillo y un refresco en una tienda de ultramarinos. Si el CIF del local no corresponde a un restaurante o local de comidas, no será deducible.

Lo mismo ocurre con el alojamiento. Si en lugar de un hotel, se alquila una casa por Airbnb, aunque se tenga la factura no será deducible. Es necesario que la actividad económica con la que esté dada de alta la empresa que emite la factura sea la misma que un hotel, por ejemplo.

Localidad del local

Por último, es fundamental que conste la localidad donde está ubicada la empresa que nos emite la factura. No basta con la razón social, ya que muchas empresas pueden tener la sede en una localidad y el restaurante en otra diferente. Esto se debe a que los autónomos solo podrán deducir aquellos gastos que realicen fuera de su localidad, tanto de residencia como en la que se ubique su empresa.

Pongamos el caso de un autónomo que reside en Fuenlabrada y tiene el local de su empresa en Móstoles. Si está comiendo en alguna de estas dos localidades, el gasto no será deducible, ya que se entiende que no ha existido desplazamiento. Si se va a comer a un restaurante de una localidad limítrofe, sí podrá deducirse el mismo.

Esto es importante para aquellos que almuerzan habitualmente fuera. Para el resto no compensará salir a comer fuera de casa, ya que el gasto de manutención podría irse entre 6.000 a 12.000 euros anuales. Mientras tanto, la deducción que obtendrían sería en torno a los 1.200 y 3.000 euros en función de los gastos realizados.

Algunas dudas por aclarar

¿Qué ocurre si se compran una serie de Tickets Restaurantes? En principio no es un pago con tarjeta, pero tampoco es en efectivo.

Algo similar ocurre con los resúmenes mensuales que emiten los locales en los que se come habitualmente y, en lugar de darnos una factura cada día, se realiza un resumen de las mismas a final de mes.

Estas cuestiones tendrán que clarificarse cuando se publique la ley para no crear inseguridad jurídica. Lo cierto es que para los locales de restauración será todo un reto, porque el número de peticiones de facturas va a aumentar considerablemente y deben disponer de un buen sistema de gestión que les facilite dicha tarea.

En Blog Sage | Consejos para mejorar la gestión de gastos de tu pyme
Imagen | Thinkstock