Web 2.0 y pyme: qué es un blog corporativo


Como ya sabemos, el blog es una herramienta clave tanto para construir nuestra marca personal como para desarrollar la presencia online de nuestra empresa en el entorno de la web 2.0. El blog corporativo, junto con la web corporativa, debería ser el centro de nuestra estrategia de comunicación y marketing digital (content marketing), y estar coordinado con las acciones comerciales de la empresa para aprovechar al máximo todas sus ventajas.

Parece mentira que profesionales de la comunicación y el marketing estemos todavía evangelizando sobre el uso del blog en la empresa cuando su origen viene ya de lejos. Se considera que el primer blog de la historia lo publicó Dave Winer en 1997, aunque no fue hasta que Google compró la empresa Pyra Lab en 2003 cuando el fenómeno se popularizó. El desarrollador había creado una aplicación en la que el usuario podría subir de manera sencilla textos e imágenes a la Red, dando vida así la primera plataforma blog. A partir de ahí la blogosfera no ha parado de crecer: las plataformas se han sofisticado, los blogs han pasado de ser personales (hobbies) a ser profesionales e incluso las empresas han descubierto su enorme potencial y han desarrollado blogs corporativos. Los diseños y elementos también han cambiado pero la filosofía del blog sigue intacta y sus principales características también.

Qué es un blog

Entendemos por blog un sitio web periódicamente actualizado que recopila textos o artículos de forma cronológica, de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Publicación de contenido multimedia e hipertextual a través de gestores de contenido fáciles de usar, acceso gratuito, capacidad de interactividad a través de los comentarios, sindicación de contenidos, optimización SEO y social media… son principales características. Pero sobre todo, los blogs suelen estar escritos en un estilo personal e informal, lo que ofrece muchas posibilidades en el ámbito empresarial.

Según el estudio del buscador Technorati sobre el “Estado de la blogosfera 2011” el 60% de los blogs publicados a nivel mundial son blogs personales que publican sobre hobbies, el 18% son profesionales, el 13% corresponde a emprendedores y autónomos, mientras que sólo el 8% son blogs corporativos de pymes y grandes empresas. Pero ¿sabemos diferenciar estos tipos de blogs?

Los personales son aquellos blogs que damos de alta a título personal normalmente con herramientas sencillas y gratuitas para hablar de nuestras opiniones y experiencias a modo de diario personal. Pueden tener una o varias temáticas ya que muchas veces se centran en la personalidad o los hobbies del autor. Llama la atención las comunidades de usuarios (y de blogs) que comparten intereses comunes que se crean en torno a estos blogs aunque sean de temáticas tan poco tecnológicas en apariencia como el mundo de la moda, las manualidades o las recetas de cocina.

Blogs profesionales y corporativos

Muchos de estos blogs, como puede ser el caso de Cáscara de Papel, comenzaron por hobby pero con el paso del tiempo se han convertido en blogs profesionales. En esta categoría entran todos aquellos puestos en marcha a título personal pero con fines profesionales, es decir, enfocados a ganar dinero ya sea directamente a través de la inserción de publicidad, por la venta de productos y servicios, o gracias al refuerzo de la marca personal. Los profesionales menos conocidos en los medios online lo utilizan para darse a conocer y posicionarse como expertos, mientras que expertos de reconocido prestigio los emplean para compartir su conocimiento (aunque también les refuerza su marca personal, claro está!). El blog de Enrique Dans puede ser un buen ejemplo de este tipo.

Siguiendo esta categorización, tenemos los blogs corporativos. Son aquellos puestos en marcha por las empresas con la intención de acercarse a sus audiencias de una manera más cercana y menos institucional, y teniendo como objetivo no quedarse fuera del fenómeno de la blogosfera, de esta comunicación 2.0 que tantos beneficios reporta a todos los actores implicados. Las empresas, según su tamaño y presupuesto, pueden tener uno o varios blogs, pueden contar con proveedores o gestionarlo y mantenerlo con la colaboración de profesionales de la empresa o colaboradores externos… las posibilidades son ilimitadas.

También teniendo en cuenta la estrategia de comunicación de la empresa, los blogs corporativos pueden estar centrados en la marca, en sus productos o en sus clientes y potenciales. Estos últimos son los más interesantes tanto para la empresa como para los lectores, ya que ofrecen información útil y ayudan a solucionar problemas a la vez que posicionan a la marca. Este blog “Sage Experience” nos puede servir como referencia de esta categoría.

En Blog Sage | Social Media y pymes: la web 2.0
Imagen | owenwbrown

Rocío Algarrada es Social Media Manager de Sage España.

Puedes seguirla en Twitter en @RocioAlgarrada y en Google+