5 claves para crear un buen storytelling (infografía)

Escuchar atento un vídeo, un audio, leer unas palabras y que te emocionen…. La capacidad de contar historias es de las más antiguas que existen. ¿Acaso alguna vez no has conectado emocionalmente con la historia que te están contando, has dejado que te llegue al corazón, cuerpo y cabeza? Todos tenemos una historia y seguramente tu negocio también la tenga. Espectaculares historias no contadas pueden hacer la diferencia entre un simple producto o servicio y algo que llene al consumidor.

Y esto es precisamente lo que se pretende conseguir a través del storytelling, una técnica mediante la cual se puede conectar con los usuarios, ya sea por escrito, a viva voz, o con una historia con trama y personaje. Gracias a este arte de contar historias, podemos lograr que el usuario comparta un vínculo emocional con las marcas. Y no debemos desvalorar esto, ya que la gente olvidará lo que dijimos, lo que hicimos, pero nunca olvidará cómo les hicimos sentir.

Storytelling: el arte de contar historias

Dicen que el humano está programado para escuchar historias y emocionarse con ellas. Y sí… esto es una realidad, ya que, si no, ¿por qué íbamos a sentir miedo cada vez que el lobo se acercaba a Caperucita cuando éramos pequeños? Incluso la ciencia ha demostrado que a través de las historias podemos comunicar más y mejor.

El planteamiento del storytelling se aleja de aquella publicidad de los productos en donde se intenta persuadir  al cliente contando las características y virtudes de un producto. Su objetivo es conectar con la parte emocional del usuario contando historias o relatos.

Las ventajas de contar historias alrededor de nuestro negocio son muchas. Tengamos presente que una historia siempre es más fácil de recordar que una lista de características. Al ser fáciles de recordar, también son más fáciles y naturales de contar generando una confianza diferente en el lado del usuario que la está escuchando.

Además, gracias al contexto que se le da a la historia, nos será mucho más sencillo influir en la interpretación que las personas van a dar a los datos que queremos emitirles. En definitiva, ¿a quién no le encanta escuchar una buena historia una y otra vez? Con ello, conseguiremos de forma sencilla que el usuario se convierta en fan de nuestra historia y, a su vez, de nuestra marca.

Como podemos comprobar, la antigua forma de hacer publicidad cada vez funciona menos. Es cada vez más difícil conseguir que alguien se detenga a ver un anuncio en la televisión, una imagen en la vía pública o que no cierre la ventana de la publicidad de una página web. Por eso, el storytelling es una apuesta segura, ya que, además de formar parte de la naturaleza intrínseca del ser humano, detrás de cada empresa siempre hay una historia auténtica que está esperando ser desvelada

Por ejemplo, ¿te has fijado que en la publicidad de automóviles ya apenas se centrar en listar las prestaciones, sino que se basa en experiencias, emociones e historias?  Hacerlo es sencillo. Basta con determinar el fin que queremos conseguir mediante esta técnica, el medio por donde vamos a trasmitir la historia y desarrollar un texto que sea capaz de cumplir con el objetivo marcado. Si es emocionar, nuestro mensaje deberá ser capaz de traspasar hasta los corazones más fuertes. A veces, tener un “héroe” con el que los usuarios se sientan identificados y una moraleja, suelen ser candidatos seguros al éxito.

Es el momento de contar nuestra historia, nuestra motivación o razón por la que hacemos lo que hacemos.  Si quieres saber más sobre la técnica de storytelling, no te pierdas la infografía de a continuación en donde se recoge las 5 claves para contar un buen storytelling.

En Blog Sage | Los retos de la publicidad en el móvil para la pyme

5 claves para crear un buen storytelling

Imagen | Flickr