Tipos de líderes en la pyme

¿Qué perfiles de líderes conviven en la pyme?

Tipos de líderes en la pyme

En la pyme conviven distintos tipos de perfiles de personas que sacan adelante los negocios. Uno de los que se necesita sí o sí es el de al menos una que asuma el rol de líder y dirija el rumbo de la empresa. No todas las personas saben liderar con eficacia y ser buenos dirigentes, por lo que surgen diversos perfiles de liderazgo que deben ser tratados para determinar si son o no positivos para el negocio.

¿Qué personaje real o de ficción es para ti un buen líder? En las líneas que siguen, hemos seleccionado cinco perfiles de líderes que conviven en la pyme:

Hannibal Smith

Este perfil de líder se caracteriza porque sabe conformar un equipo y dirigirlo con eficacia, incluso aunque haya que transgredir alguna norma de vez en cuando. Su equipo está contento con él y viceversa, por lo que disfruta con su trabajo al máximo y, juntos, consiguen resultados. Así lo hacía este carismático personaje de la serie de televisión “El Equipo A”.

Es el prototipo de persona que la mayoría desearían tener como jefe. Trabajar con él es motivador y genera relaciones laborales a largo plazo satisfactorias para la empresa y sus empleados. Suele ser objeto de envidias por parte de otros gestores de equipos menos profesionales, lo que supone un riesgo que debe afrontar continuamente.

Vito Corleone

Sí, el “líder mafioso” también existe en el mundo de la pyme. Se caracteriza por ser el absoluto controlador de todo lo que sucede a su alrededor de su equipo, para lo que no duda en emplear tácticas poco éticas propias de una organización como la mafia. Todo tiene para este personaje un precio, vende favores a cambio de otros favores, información por información y todo lo que se ponga en su camino y pueda tener utilidad para alguien. Incluso personas.

El líder mafioso utiliza a otras personas para conseguir sus fines y para ello no duda en montar una estructura piramidal en su equipo, en la que se va escalando a medida que las personas van haciendo “méritos”. Eso sí, estos “méritos” no son los que se esperarían de cualquier profesional serio y competente, sino los que el “Vito Corleone de la pyme” considera oportunos, incluso aunque perjudiquen a la organización.

El líder mafioso intoxica la empresa de mal rollo y malas prácticas. Cuando se detecta una persona así, lo mejor es plantear su salida de manera fulminante, aunque siempre teniendo en cuenta que tendrá un as en la manga preparado para cubrir sus espaldas.

Mahatma Gandhi

La modestia y la aparente falta de grandes aspiraciones son las características fundamentales de un líder tipo Muhammad Gandhi. Es una persona que genera confianza en su equipo y que es admirado por su dedicación al trabajo, que persigue grandes metas pero con sencillez y sin anhelar objetivos materiales.

El líder Muhammad Ganhi tiene claro que su misión es hacer que el trabajo fluya en armonía y evitando el enfrentamiento con otros miembros de la organización. Servir para ser servido. Es tenaz y recurre frecuentemente a la oratoria para lograr sus objetivos.

Aunque es una persona modesta y sencilla, este tipo de líder debe afrontar el riesgo de hacer frente a personas que lo ven como un estorbo para su organización porque consideran que no es un perfil adecuado. Suele chocar con quienes en la empresa tienen como primera prioridad el dinero.

Batman

De Batman ya hemos hablado en una entrada particular para describirle como líder empresarial. Es peculiar pero a la vez efectivo y resolutivo. Es un buen líder que decide su suerte, desarrollando sus propias herramientas, y sin creerse inmortal, esto es, sabiendo que alguien deberá tomar el relevo para ocupar su puesto.

Batman es un líder sin miedo, que se enfrenta con paciencia a cualquier problema. Se preocupa de su marca personal para ganarse el respeto de los demás y para poder desempeñar un liderazgo sólido. No todos le pueden seguir el ritmo a la hora de afrontar el trabajo, así que a veces prefiere actuar en solitario.

Kim Jong Un

El “líder” tipo Kim Jong Un es un tirano sin contemplaciones, que no atiende a razones sino a sus caprichos y ocurrencias, a cada cual más absurda y extravagante. Decde sin escrúpulos, pensando en su propio beneficio y dejando de lado los resultados empresariales. Justifica lo injustificable y nadie quiere trabajar con él porque es un ogro que cualquier día ordena la ejecución de su equipo al completo.

El miedo y el uso de la fuerza injustificada son las armas de este personaje empresarial. Imparte su doctrina permanentemente y vende sus acciones como éxitos, sea cual sea el resultado. Propaganda pura, no admite opiniones en contrario y todas las sugerencias las hace suyas, en el peor de los sentidos.

Este personaje es demoledor en cualquier negocio, ya que lastra los resultados y destroza a las personas que trabajan con él (clientes, empleados, proveedores). Sin duda, cuando se encuentra un tipo así en una pyme, lo mejor es liquidar la relación laboral o societaria de inmediato.

Conclusiones

Los perfiles mostrados son caricaturas de algunos personajes que se pueden encontrar en la pyme y que pueden ser perjudiciales o muy positivos. Es importante revisar qué tipo de liderazgo ejerce cada persona y su impacto en el negocio, ya que la manera de dirigir afecta a los resultados y también a las personas, que son las que permiten que las cosas funcionen o no.

Esta es la clave, cuidar a las personas para que se desplieguen estrategias de liderazgo sostenibles. Liderar no es sinónimo de “mandar” o ser un tirano, sino de conseguir los objetivos a través de las personas.

En Blog Sage | Seve Ballesteros, una vida de ejemplo para el pequeño empresario
Imagen | PublicDomainPictures

Pablo Herrero

Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial. Relacionado con la Organización de Empresas y la Dirección y Gestión de Proyectos, es colaborador en varias publicaciones del sector empresa y banca y participa como socio en Golf76.

Puedes seguirle en Twitter en @pabloherrero.