Qué le dirían las pymes y los autónomos a Zapatero si les hubiera convocado

A estas alturas ya sabemos que 37 ejecutivos de las principales compañías de nuestro país se han reunido el pasado sábado con el presidente Zapatero. Oficialmente, la convocatoria tuvo como objetivo el animar a estos empresarios a potenciar su presencia en el exterior para mejorar la marca país y a que apuesten más por la innovación en cada uno de sus sectores, vías para recuperar la economía y reactivar la contratación laboral, según el Ejecutivo.

Pero allí no estuvieron los que de verdad crean puestos de trabajo y dinamizan la economía, las pymes y los autónomos. ¿Qué le hubieran dicho si les hubiera convocado a La Moncloa? El diario El Economista ha publicado unas cuantas propuestas recogidas de las asociaciones que agrupan a estos profesionales, Cepyme, Ata y Upta, que van en la línea de que se cumpla la Ley de Morosidad (plazo para pagar de las administraciones públicas de 55 días, 50 a partir del uno de enero), que los bancos acepten el compromiso de una administración deudora para poder recibir el dinero anticipadamente, pagar el IVA después de cobrar las facturas pendientes para evitar la falta de liquidez, mayor financiación por parte del ICO, ayudas a la contratación, incentivar el consumo y poder crear una empresa con el DNI simplificando tantos trámites innecesarios.

Como ni a las pymes ni a los autónomos se les ha dado la oportunidad de expresarse, con este post pretendemos que participen con sus comentarios al final de la entrada aportando cuantas peticiones o críticas hubieran realizado si hubieran sido invitados.

Transforma España

Pese a los argumentos oficiales que justificaban la reunión, los medios de información comentaron que era consecuencia de la entrega al Rey –saltándose al Gobierno– por parte de la Fundación Everis de un documento crítico con la situación económica y social, así como sus recomendaciones para salir de esta profunda crisis “reinventando”, por decirlo de alguna manera, el país.

El documento presentado por la fundación (enlace al final del post) consta de dos partes, una declaración y una propuesta, y lleva la firma de 100 líderes económicos y expertos en diversas materias. La primera es un resumen ejecutivo de la segunda, mucho más completa y detallada, de la que vamos a extractar en lo posible las principales ideas. Porque aunque su paternidad provenga de la élite industrial y comercial, sus propuestas afectan globalmente a toda nuestra sociedad.

En síntesis señala que nuestro modelo económico está obsoleto, dando señales claras de agotamiento desde hace unos años; que existe una falta de competitividad evidente que nos ha llevado a perder posiciones competitivas y que, en consecuencia, resulta necesario construir un nuevo modelo para hacer frente al nuevo escenario económico global.

Aunque el informe es contundente en su análisis y diagnóstico, no duda en afirmar que el pueblo español ha sido a lo largo de la historia tradicionalmente emprendedor, cuyos hitos recientes han sido la entrada a la CEE, cumplir todos los objetivos del Tratado de Maastricht y la incorporación al euro. De ahí que en sentido positivo señale que “este es un momento clave de oportunidad para construir entre todos la España admirada del futuro”.

Educación, economía y administraciones públicas

¿Y por donde hay que empezar? Por repensar el sistema-país, según explica, comenzando por la raíz de todo que es el sistema educativo, orientándolo a la excelencia y la calidad, no a la cantidad. Se debería tender hacia una sociedad del conocimiento que buscara el talento innovador y emprendedor, fomentando el desarrollo multidisciplinar que combinara disciplinas clásicas (humanidades) y modernas. En definitiva, se trataría de conseguir un mercado del talento.

Sobre la situación económica incide en la necesidad de competir en costes con bienes y servicios sofisticados, en mejorar la productividad buscando economías de escala, aumentar la inversión en I+D y reformar el mercado laboral para acabar con su rigidez y temporalidad. El informe propone repensar la brecha que existe entre la microempresa, la pyme y la gran empresa, y conectar la ciencia y el conocimiento con el mercado y el capital.

Habla también de establecer un nuevo capital financiero inteligente con regulación y autorregulación para detectar anomalías, excesos y burbujas, en el que exista mayor transparencia, integridad y responsabilidad.

Por último, se refiere al claro alejamiento que existe entre la sociedad civil y las administraciones, y propone democratizar el sistema y ubicar al ciudadano en el centro de gravedad del país convirtiendo la función pública en algo más eficiente, accesible, efectivo y eficiente, además de reducir el tamaño sobredimensionado del aparato administrativo. Cree necesario también redefinir el estado del bienestar equilibrando derechos y deberes, informando abiertamente de quién presta los servicios, quién los usa y quién los financia.

Conclusiones

En definitiva, el nuevo modelo productivo que plantea la Fundación Everis debería ser la agregación completa de valor de personas y conocimiento, bienes y servicios, capital financiero y marca país aplicado al sistema educativo, a las empresas, a las administraciones, a los agentes sociales y a toda la sociedad civil.

¿Qué soluciones se han propuesto tras la reunión en La Moncloa? Por parte de Zapatero, acelerar las reformas económicas pendientes y la creación de una Comisión Nacional de Competitividad, de incierta efectividad. Por parte de los emplazados, su colaboración a los deseos presidenciales de restituir la imagen de España ante los mercados internacionales para mejorar la solvencia del país, nada al margen de lo establecido en el guión.

Ahora, la opinión del lector

Como decíamos más arriba, ahora toca que las pymes y los autónomos den su opinión con sus comentarios a este post. ¿Qué le dirían a Zapatero si les hubiera convocado a La Moncloa?

Más información | Iniciativa Transforma España, Fundación Everis (dos pdf)
Imagen | La Moncloa

JotaC es licenciado en Ciencias de la Información y desarrolla su actividad profesional en la banca, en el área comercial.