Lograr una ventaja competitiva para nuestro negocio

El los elementos principales para el éxito de un negocio son encontrar una ventaja competitiva y saber explotarla. Una ventaja competitiva es aquel aspecto de nuestro negocio que nos da cierta superioridad sobre el resto de empresas de nuestro sector.

La ventaja competitiva es ese factor diferencial que hace que nos destaquemos del resto y que pone a nuestra empresa en una posición favorable para alcanzar sus objetivos frente al resto de competidores. ¿Cómo lograr una ventaja competitiva para nuestro negocio?

Los distintos tipos

Para detectar y potenciar una ventaja competitiva debemos primero conocer los tipos que existen. Básicamente se pueden dividir en ventajas procedentes de factores externos y procedentes de factores internos.

Las ventajas externas son aquellas que se encuentran fuera de nuestra organización. Pueden estar asociadas a nuestro mercado, a los clientes, a las condiciones económicas o sociales, etc.

La ventajas internas proceden de nuestra propia estructura, pueden encontrarse en los servicios o productos que ofrecemos, en nuestros procesos productivos, nuestra capacidad de innovación, etc.

Buscando oportunidades

Los cambios en los mercados en los que desarrollamos nuestra actividad, en los usos y costumbres de nuestros clientes, los avances tecnológicos o los errores de nuestra competencia son las bases fundamentales para detectar nuevas oportunidades. La busqueda y el análisis constante de estos elementos nos servirá para reconocer nuevas ventajas competitivas en las que basarnos para el desarrollo de nuevos productos o mejorar los que ya tenemos para lograr una posición de liderazgo en nuestro sector.

Por otro lado la capacidad de mejora de nuestro propio modelo de negocio, la optimización de los recursos o la implantación de una cultura de la innovación en nuestra organización también contribuirán a la mejora de la competitividad de nuestra compañía.

Las mejores oportunidades so aquellas que pueden combinar las ventajas competitivas externas y las internas. La posibilidad de combinar el lanzamiento de un nuevo producto que el mercado demanda, con una estructura interna ágil y flexible que permita un posicionamiento más rápido y efectivo o con una estructura productiva optimizada que permita ofrecerlo a precios muy atractivos suele ser la combinación perfecta no sólo para llegar antes que la competencia, sino en mejores condiciones para mantener ese liderazgo durante mucho tiempo.

En Blog SAGE | Cinco consejos prácticos para mejorar en innovación
Imagen | El coleccionista de instantes

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial y formador de emprendedores, pertenece a la red de mentores de empresas de la Xunta de Galicia y escribe en Pymes y Autónomos y en Actibva .
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa