Ordenadores obsoletos sobre una mesa vieja de madera

La transformación digital de tu negocio, clave para crecer y mejorar la productividad

Ordenadores obsoletos sobre una mesa vieja de madera

El mundo cambia muy rápidamente. Las empresas también tienen que adaptarse a dichos cambios si quieren seguir con sus negocios. El viejo paradigma de “esto siempre lo hemos hecho así y ha funcionado” puede ser un problema para la evolución de la empresa. Por eso hoy vamos a hablar de la transformación digital de tu negocio como una de las claves para crecer y mejorar la productividad y competitividad del mismo.

Porque por mucho que queramos seguir como antes, haciendo lo mismo no funcionará de igual manera. Que nosotros no nos movamos no significa que todo vaya a salir igual. Cambia nuestro entorno, nuestra competencia, los gustos de nuestros clientes que ahora demandan otra forma de trabajar, otros productos o tienen otras exigencias, por lo que transformar digitalmente nuestra empresa es un requisito indispensable hoy en día para ser competitivos e impulsar el negocio hacia el futuro.

Cómo afrontar con éxito la implantación de nuevas herramientas tecnológicas

Lo primero que debemos considerar cuando afrontamos un cambio es la necesidad de implicar a todos los miembros de nuestra empresa para que tenga éxito. Tenemos que hacer que ellos sean motores de dicho cambio, que ayuden a su transformación y estén convencidos que si queremos tener futuro debemos apostar por este modelo. Con la forma de trabajar que teníamos hasta ahora nos vamos quedando poco a poco atrás respecto a la competencia que nos gana terreno.

Lo siguiente que debemos tener en cuenta es que no estamos realizando un gasto, sino una inversión. Es decir, nuevos ordenadores, dispositivos móviles, mejores servidores o aplicaciones que nos ayudan a trabajar supone un desembolso económico inicial, pero siempre con la vista puesta en la amortización del mismo a corto y medio plazo.

¿Cómo conseguimos este retorno de la inversión? Pues fundamentalmente gracias al aumento en la facturación que nos van a permitir estas nuevas herramientas digitales que hemos incorporado en nuestra empresa. A la vez que nos permiten reducir algunos gastos y partidas que teníamos en nuestra organización logrando que seamos más eficientes. Vamos a verlo ahora con un poco más de detalle.

Beneficios de la transformación digital de tu empresa

El primer beneficio que buscamos con la transformación digital de la empresa es una reducción significativa de los costes, lo que lógicamente lleva asociado un incremento de la competitividad. Con las nuevas herramientas somos más efectivos, podemos hacer más tareas en el mismo tiempo y esto nos permitirá ajustar los costes para nuestros clientes. El resultado es una empresa más competitiva, que resulta más atractiva para sus clientes.

La optimización de procesos y recursos que permite un aumento de la productividad, que es otro de los factores que salen beneficiados de esta inversión tecnológica, tanto de cara al cliente como en la mejora de la eficiencia de los procesos de trabajo interno y gestión. El objetivo que hemos logrado es que un empleado con las herramientas adecuadas consigue mejorar su productividad de forma significativa.

El resultado de este proceso acaban notándolo nuestros consumidores. Ahora están más satisfechos, no sufren retrasos en sus entregas ya que podemos ser más previsibles y planificar mejor. También anticiparnos a las necesidades tienen nuestros clientes, incluso antes de que ellos sepan que las tienen o cultivar mejor nuestros contactos. Además tenemos la certeza de que podemos cumplir con estos plazos lo cual acaba facilitando una mejora de la experiencia del usuario.

Pero también las nuevas herramientas tecnológicas implantadas nos permiten crecer gracias a la capacidad para detectar nuevos modelos de negocio, un nuevo tipo de cliente potencial, explotar nueva formas de venta que hasta hace poco podían no ser rentables, servicios o productos que no comercializábamos porque simplemente no podíamos con ello.

Todo esto nos ayuda a potenciar el posicionamiento de la imagen de marca, lo que nos ayuda a tener un reconocimiento por parte de clientes, proveedores, partners, etc. que nos ayuda a crecer, a empezar a conseguir una venta sólo con la marca de nuestra empresa, algo que nos acabará abriendo muchas puertas.

De esta forma, una transformación digital de la empresa tenemos que verla como una oportunidad que tenemos al alcance de la mano. No se trata de cambiar por cambiar, sino de hacerlo en aquellos aspectos que nos van a ayudar a crecer, en las áreas de nuestra empresa donde sabemos que necesitamos ayuda para mejorar. El objetivo es conseguir asegurar el futuro de la empresa gracias a una mejora de productividad y competitividad.

En Blog Sage | Actitud positiva en los negocios, el camino para crecer en la empresa

Imagen | ludi

LosLunesAlSolTrabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Habitualmente me podéis leer en Pymes y Autónomos. En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol