La paciencia y la ilusión contra la desesperación por trabajar

Final del camino

Hace unas semanas, Mister Empresa escribía en este blog acerca de las consecuencias de emprender por necesidad, en el que exponía las razones por las opina que, para alguna gente, no es una buena idea iniciar un negocio como solución a la falta de trabajo por cuenta ajena. Es decir, cuando el remedio es peor que la enfermedad.

Hay personas que están capacitadas perfectamente para desarrollar un oficio pero no encuentran la manera de hacerlo, bien porque no hay demanda de trabajadores por cuenta ajena; bien porque no pueden iniciar ellos la actividad por falta de fondos o de alguna capacitación profesional (permiso, título,…) que los habilite ¿Qué pueden hacer estas personas para salir adelante y evitar la desesperación por encontrar trabajo que les permita ganarse la vida?

Lo anterior parece imposible, pero hay gente que nos lee y que sabe que es real. Hay personas muy desesperadas, que tienen una gran capacidad de sacrificio, conocimientos de sobra para desempeñar una profesión y todas las ganas de trabajar del mundo, pero que no pueden hacerlo porque no hay demanda de empleo de lo suyo y no reúnen los requisitos para emprender un negocio por su cuenta.

Además de animarles a luchar con todas sus fuerzas, desde este blog les queremos ayudar a que busquen soluciones, a través de alguna fórmula que les permita sacar adelante su situación. Estos son los consejos que, con toda la humildad del posible, les quiero dar a estas personas que lo están pasando mal y necesitan trabajar:

  • Lucha, no desesperes y dedica tus fuerzas a pensar, en lugar de a lamentos o a quejas.
  • Abre tu mente, por mucho que seas especialista en algo y lleves muchos años trabajando, vivimos en una época en la que han cambiado muchas cosas a una velocidad increíblemente rápida y hay profesiones que desaparecerán o tardarán años en recuperar una actividad normal. Tal vez, cambiar de tercio y reciclarse sea la mejor opción.
  • En la vida, hay veces en las que la mejor manera de lograr algo no es recorriendo el camino más corto, sino otro más largo. Si quieres conseguir trabajo o montar un negocio en Madrid, a lo mejor tienes que pasar antes por Londres.
  • Muchso grandes empresarios se han quedado en la calle y sin un euro en alguna ocasión. No tengas miedo a fallar, ni te avergüences por no tener recursos para vivir mejor. La vida es larga y da muchas vueltas, así que es el momento de ser optimistas y pensar que en el siguiente revolcón, las cosas irán mejor.
  • No te empeñes en montar un negocio si no tienes claro que va a funcionar. A lo mejor en este momento es mejor intentarlo por cuenta de un tercero, mientras llega el momento adecuado para iniciar la actividad emprendedora.
  • Si tu sector está seco y no puedes aguantar más, piensa que a lo mejor es el momento de meterse en otro y dejar de gastar tiempo y dinero en no vender nada. Siempre podrás volver, así que no te cierres ninguna puerta.
  • Busca aliados, ya que el camino se hace más duro si lo recorres solo. El trabajo en equipo, sirve para salir adelante en situaciones difíciles.
  • Dedica tu tiempo libre a estudiar y a pasar tiempo fuera de casa. Las oportunidades pueden llegar por aprender cosas nuevas y por tener contacto con personas en el exterior, pero seguro que no lo harán si te quedas viendo la tele encerrado en casa. En definitiva, muévete.
  • Conoce a toda la gente que puedas y aprende todo lo que puedas de ellos, tal vez puedas sacar alguna idea que poner en práctica o te llamen cuando tengan alguna posición para cubrir.
  • No tengas miedo, ni vergüenza. En la vida todos cometemos errores y casi nadie llega a los sitios caminando en línea recta. Mucho menos en el mundo de los negocios.

Como ya hemos comentado aquí y acostumbramos a leer en todas partes hoy en día, las situación en España está al límite y el panorama no se aclara. Nadie se atreve a dar una fecha para la salida de esta crisis que azota a nuestra sociedad. Nunca hay que perder la ilusión y siempre hay que pensar que hay un camino.

Conozco casos que merecen la pena, como el de un licenciado en química que se reinventó a sí mismo y hoy dirige con éxito equipos en una empresa de medios y es un cotizado asesor financiero ¡Nada que ver con las moléculas ni los átomos! Aunque hay que reconocer que la estructura financiera de algunas empresas es más compleja que una molécula de esas que se estudian en Química Orgánica.

Para los no universitarios, viene bien recordar que figuras como Amancio Ortega no han pisado las aulas y mira a donde han llegado. Hay que seguir presionando. Como dicen los ingleses, “keep pushing”, cuidar la sonrisa y tomárselo como un trabajo en sí mismo para a que lleguen los (buenos) resultados. La paciencia y la ilusión siempre será grandes aliados, no los pierdas nunca.

En Blog Sage | Seve Ballesteros, una vida de ejemplo para el pequeño empresario
Imagen | amaianos

Pablo Herrero
Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero