Publicado por el 18/11/2010 | Economía y empresa | 5 comentarios

La empresa y su continua búsqueda de nuevos mercados, el modelo Pau Gasol

Venimos haciendo una serie de post donde comparamos la actividad empresarial con un modelo deportivo. El éxito continuo de los deportistas españoles facilita estas comparaciones, por eso hoy quiero señalar uno más en este sentido y el protagonista elegido es Pau Gasol.

Pau puede ser un ejemplo en muchos sentidos, yo quiero pararme en lo que Pau nos puede enseñar a evolucionar, a buscar y conquistar nuevos mercados como él lo ha hecho.

Inicios prometedores pero no sobresalientes

Independientemente de que su físico le hace ser un privilegiado, Pau en su inicio no era, ni apuntaba a la estrella que es actualmente. De hecho cuando la selección española junior consiguió el campeonato del mundo en 1999, Pau era suplente.

Estábamos ante un proyecto emprendedor que podría considerarse atractivo pero no era algo que fuera a romper el mercado a priori.

A base de trabajo, de potenciar sus puntos fuertes y de intentar mejorar sus debilidades fue llegando a un nivel que hizo que los equipos americanos se fijaran en él.

Una empresa que trabajó su análisis DAFO y que fue ganando consistencia en un mercado interno donde supo explotar sus cualidades.

La internacionalización

Tras haber alcanzado un buen nivel en el mercado interno decide a irse a la NBA. Allí aterriza en un equipo de los más flojos de la liga, los Memphis Grizzlies, pero rápidamente se “adueña” del mismo. ¿Cómo? dando un paso adelante, haciendo lo posible por integrarse en las costumbres de ese “nuevo mercado” y procurando mejorar todavía más sus prestaciones.

Sabiendo que sus cualidades como jugador de ataque eran notables y que su parte negativa era la de ser un jugador “blando” en defensa, hace un enorme trabajo físico para ganar musculatura y mejorar su poder de intimidación, cambia su aspecto de joven enclenque y se deja la barba y el pelo más largo para dar una imagen más agresiva.

Es decir, sigue cuidando sus fortalezas y no se conforma con mantener el nivel con el que conquistó su mercado local, sino que sabiendo que en su nuevo mercado pueden atacarle por su punto débil, trabaja para eliminarlo.

Se convierte en la figura indiscutible del equipo y en el mejor jugador de la historia de Memphis. Ha conquistado ese mercado, pero no se queda ahí, el próximo reto es el más grande, ficha por uno de los mejores equipos de la liga para ganar el campeonato.

A por el mercado más grande posible

La llegada de Gasol a Los Angeles Lakers supone un doble reto, uno deportivo y otro personal. El deportivo que supone mantener su nivel de juego y ayudar a ganar el campeonato y el personal de pasar, de nuevo de ser la estrella en su equipo anterior a uno más en un grupo de grandes figuras.

Como toda empresa que ha llegado a ser líder en un mercado y se lanza a conquistar uno mayor, o más importante, se le va a exigir un punto de mejora. No llega con repetir el modelo que antes funcionaba, ahora estás en otro lugar, un nuevo reto y eso supone una constante mejora.

¿Cómo logra seguir mejorando y alcanzar el status que tiene ahora mismo? Sólo hay un secreto, hacer bien su trabajo. Al principio, las posibilidades para recibir pases de sus compañeros y conseguir tantos puntos como cuando estaba en Memphis eran bajísimas. Había partidos donde la mayor parte de los puntos los conseguían cogiendo los rebotes de los fallos de sus compañeros, pero no se venía abajo por ello, iba a por el rebote y anotaba, así partido tras partido.

Hacía su trabajo, lo hacía bien y poco a poco se fue ganando el respeto de los demás. Con el tiempo, su aportación ha sido clave para ganar dos campeonatos, y su prestigio, ahora en la cima, es enorme. Otro mercado a sus pies.

Las claves: trabajo, constancia, fortaleza y una gran imagen

¿Qué conclusiones se pueden sacar de esta historia? La clave de la trayectoria de Pau Gasol siempre ha sido el trabajo y la constancia. A eso hay que añadirle una gran fortaleza que le ha servido para superar esos obtáculos que se ha podido encontrar: lesiones, adaptaciones a las costumbre de nuevos países, etc.

Como ya hemos comentado ha ido manteniendo sus puntos fuertes y ha ido cuidando y trabajando en sus debilidades. Y con todo eso ha ido labrando el prestigio profesional de un número uno. Eso, su carácter y su gran imagen, que incluso cuando tiene que decir que no (a la selección española) nos enseña lo que es, un gran profesional.

Además nos muestra su aspecto solidario, contribuyendo constantemente su responsabilidad social corporativa y dedica parte de sus vacaciones a trabajar en campus para niños. Adamás está totalmente integrado en la sociedad americana que lo ha acogido (hasta ha hecho un pequeño papel en la serie C.S.I.)

Su caso nos muestra a una empresa que ha ido asumiendo retos cada vez mayores. Con cada reto ha ido mejorando, ha conquistado cada mercado a base de ofrecer un producto que mejora con el tiempo y que no se conforma con el “esto es lo que hay” sino que se adapta a las necesidades y los requerimientos que cada nuevo proyecto exige. Todos tenemos mucho que aprender de él, las empresas también.

En Blog SAGE Experience | Pilotar la empresa igual que Fernando Alonso su fórmula 1 en Korea
Imagen | bridgetds
Video | Youtube

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial y formador de emprendedores, pertenece a la red de mentores de empresas de la Xunta de Galicia y escribe en Pymes y Autónomos y en Yo llego a fin de mes.

Colaborador, de Blog Sage Experience.

Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa

5 Comentarios

  1. Este tipo es un verdadero crack en todo lo que hace

  2. Todos tenemos mucho que aprender de personas como él. Si extrapolamos la parte deportiva y buscamos la analogía con los aspectos que nos pueden afectar a cada uno siempre podemos sacar conclusiones y aplicar este tipo de comportamientos y maneras de afrontar los problemas a nuestra situación particular.

  3. Siguiendo el modelo Gasol también habría que tener en cuenta el factor suerte, varianza,… Púes la llegada de gasol a Los Angeles es algo que no depende de él, únicamente depende de el que era su actual equipo Menphis y de los Lakers, en la operación en ningún momento intervienen los deseos de Gasol.

    Con esto quiero decir que el éxito de una empresa no solo depende de hacerlo todo bien sino también de cierta suerte, casualidad,… Por supuesto esta suerte hay que saber aprovecharla sino no sirve de nada.

  4. Una de las cosas destacables de este “modelo” es su capacidad para adaptarse a las nuevas circunstancias.

    En ningún caso los inicios en cada uno de esos nuevos retos fueron fáciles. La cuestión es que él ha sabido adaptarse a lo que se le pedía en cada caso y, lejos de conformarse con eso, ha sabido superarse a si mismo.

    Sobre la suerte, siempre es necesaria, no cabe duda.

  5. La suerte es el recurso de los incompetentes. La suerte no existe, hay que buscarla.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>