Gestiona tu negocio desde cualquier sitio (eBook)

Hoy en día vivimos rodeados por la tecnología. También en la empresa. El último gran salto ha sido el de la movilidad. La oficina ha perdido en muchas organizaciones sus límites y trabajamos tanto dentro como fuera de la empresa. Por eso cada vez se hace más necesario poder gestionar el negocio desde cualquier sitio.

Los smartphones y las tablets que hoy en día llevamos con nosotros son herramientas mucho más potentes que los ordenadores que permitieron llevar al hombre a la Luna. Hoy se puede hacer casi cualquier tarea empresarial desde ellos, sin importar donde estamos, ni desde que dispositivo nos conectamos. Basta con tener acceso a Internet.

Si quieres tener la información sobre tu negocio en la palma de la mano, descarga de forma gratuita el eBook Gestiona tu negocio desde cualquier sitio.

Cómo sacar partido a la potencia de smartphones y tablets en la empresa

El principal uso que se les da a los smartphones en las empresas sigue siendo la recepción y el envío de correo electrónico y la mensajería instantánea. Estar en contacto es clave. Pero no podemos olvidarnos del acceso a los datos y la información, de la gestión del negocio. Es aquí cuando las apps son imprescindibles para hacer que sea más cómodo el acceso a los datos.

En cada área de negocio podemos encontrar apps que nos hagan más fácil su uso desde estos dispositivos móviles. Ejemplos muy conocidos son Slack, para facilitar la comunicación en los equipos de trabajo; Dropbox, para el intercambio de archivos y documentos; GoToMeeting, para la realización de videoconferencias desde cualquier lugar; o LinkedIn, para facilitar el networking.

Llevar tu negocio desde el móvil es fácil si sabes cómo ¡Tuitéalo!

Si además queremos tener acceso a la información financiera y de gestión, datos claves que nos ayuden a tomar decisiones en momentos importantes, a cerrar tratos con los clientes, sin dejar cosas en el aire, tenemos que apostar por soluciones como Sage Live, un potente CRM donde toda la información de tus clientes está en la palma de tu mano, de modo que te ayude a cerrar los tratos con ellos.

Cómo puede transformar la nube las finanzas de tu negocio

Pero la clave no solo está en aprovechar la información justo cuando la necesitamos, sino también en lograr ahorrarnos tiempo. Tener la información financiera en la nube nos permite ahorrar una parte importante del trabajo. Se acabó tener que esperar a llegar a la oficina para entregar una factura.

¿Cuántas veces has estado en una sala de espera antes de entrar a ver a un cliente? ¿O haciendo tiempo hasta la visita del próximo al acabar? Si tu información financiera está en la nube, puedes aprovechar para crear presupuestos, emitir facturas, introducir gastos, etc. Todo esto que se va dejando y muchas veces se acumula para hacer durante el fin de semana.

Tu contable además también estará más contento, ya que la información va llegando a medida que se genera, no todo de golpe a última hora. Se acaba el estrés fiscal de los plazos de presentación. La contabilidad y las finanzas de la empresa están siempre al día. Y con margen para corregir errores o incoherencias, que son inmediatamente detectados y corregidos.

Además, tener esta información en la nube mejora la seguridad de nuestros datos. Si se pierde un smartphone o nos olvidamos una tablet, no hay ningún dato dentro del dispositivo. Todo está en la nube seguro. Esto hace que el cumplimiento normativo de aspectos como la LOPD se simplifique.

También en el aspecto tecnológico todo resulta más fácil. Podemos acceder con cualquier tipo de ordenador, no hace falta tener equipos muy potentes en la oficina, ni tampoco que sean de un sistema operativo u otro. Trabajar con Mac ya no es un imposible, por ejemplo. Incluso los empleados podrían trabajar desde casa con sus propios equipos sin comprometer o tener datos almacenados en los mismos.

La comunicación entre diferentes sedes se hace mucho más sencilla y nuestro negocio puede crecer tan rápido como se necesite. Como también la toma de decisiones, que ahora no estará tanto basada en la intuición, como en los datos que tenemos en cada momento, en tiempo real. Si tenemos que aplicar un descuento a un cliente, veremos los números al instante, qué representa para nuestro negocio, evitando sorpresas. Lo mismo si tenemos que acometer una inversión a corto o medio plazo, ya que sabremos qué flujo de caja tenemos previsto y podremos aprovechar las oportunidades.

 

En Blog Sage | Estas son las razones por las que cada vez más empresas apuestan por la nube (vídeo)

Imagen | ThinkStock