El desafío de ser global

El sitio web de una empresa es como una puerta al resto del mundo: las oportunidades de negocio y las ventas pueden originarse desde cualquier lugar. Ser global es una gran oportunidad para el crecimiento y si se decide ir por esta ruta es importante estar preparado. Tarde o temprano, cuestiones como el idioma, la cultura, diferentes monedas y diferentes leyes deberán ser abordadas.

Para decidir si tu pyme está lista para ser global necesitas de una gran cantidad de información sobre tu negocio y los mercados internacionales. No existe una fórmula única que garantice los resultados, pero hay algunas prácticas recomendadas e importantes consideraciones, que detallaremos a continuación.

Entender a la competencia

Antes de dar el salto, es importante comprender a la competencia. Una empresa puede estar haciéndolo bien en casa, pero la competencia en el extranjero podría ser demasiado difícil de manejar. Otros competidores en la misma línea de negocio podrían trabajar a un ritmo totalmente diferente. Dedicar tiempo a la investigación de la competencia puede proporcionar valor al negocio en relación a las ofertas actuales.

Tipos de cambio y fluctuación de divisas

Cuando un negocio se expande internacionalmente, uno de los primeros obstáculos es el problema de la fluctuación de los tipos de cambio. Algunos gastos, de repente, pueden costar mucho más y esto puede impactar significativamente en el beneficio.

Una inesperada fluctuación puede acarrear serios cambios a tus beneficios o producir una ganancia inesperada. Por ejemplo, la fuerza relativa del euro frente a monedas en los países que suministras puede hacer que tus productos y servicios sean más caros o más baratos.

Asegúrate de tener claro cómo esto afectará a tu negocio y qué riesgo estás dispuesto a tolerar.

Cobertura monetaria

Puedes gestionar el riesgo a través de cobertura de divisas (lo que, en términos simples, significa tener un contrato que te ayude a controlar los efectos de las monedas fluctuantes). Para ello, necesitas buscar los servicios de una empresa profesional de comercio de divisas.

Las conversiones de moneda de la tarjeta de crédito también pueden ser problemáticas, por lo que es importante encontrar un proveedor que proporcione las conversiones de divisas más ventajosas.

Entendiendo las diferentes culturas empresariales

Un reto obvio para ser internacional es tratar con la cultura empresarial en otro país, así como comprender el proceso de ventas. Si es demasiado diferente de tu propia cultura, puede ser necesario ajustar el plan de negocios. Por eso, es importante hacer una investigación en profundidad.

Sistemas de IT escalables y flexibles

Desde una perspectiva interna es fundamental invertir tiempo en la preparación de la empresa para expandirse. El sistema de IT debe ser lo suficientemente flexible como para crecer junto a ti a medida que el negocio se expande. Tiene que ser escalable. El sistema informático tendrá que tener en cuenta las monedas, la legislación y los idiomas locales.

A medida que la expansión se consolida en múltiples sitios y ubicaciones, los equipos que gestionan las finanzas deben poder proporcionar información fiable. La falta de adopción de un sistema flexible e integrado puede acabar en un procedimiento engorroso por el cual la oficina central o la empresa matriz dependen de cada sitio para calcular sus propios números y devolverlos de la manera correcta. Es una pérdida de tiempo y recursos. Es por eso que un sistema lo suficientemente flexible para manejar el procesamiento de datos en tiempo real es un activo real para cualquier empresa.

En Blog de Sage | Qué es la economía digital y cómo está transformando tu empresa