Cómo se calcula el fondo de maniobra y el cash flow

El calculo del fondo de maniobra y del cash flow son magnitudes clave a tener en cuenta para la correcta gestión financiera de las empresas. Ambas magnitudes, pero de diferente manera, nos muestran la salud de una empresa, y su capacidad para hacer frente a sus compromisos de pago.

Aunque parezca una obviedad, antes de la realización de cualquier análisis, debemos de asegurarnos de la fiabilidad de la información contable y de que esta refleja la imagen fiel de la empresa, ya que en el caso de que realicemos cualquier análisis sobre una contabilidad con errores o manipulada, las conclusiones que podamos obtener de cualquier análisis estarán viciadas de origen. Además es imprescindible contar con un software de contabilidad y control de gestión que nos facilite la explotación de la información contable.

El fondo de maniobra

El fondo de maniobra, también llamado capital circulante, capital de trabajo o fondo de rotación, se puede calcular como la diferencia entre los capitales permanentes y el activo no corriente, aunque la formula más extendida para su calculo es la siguiente:

FONDO DE MANIOBRA = ACTIVO CORRIENTE – PASIVO CORRIENTE

El activo corriente está compuesto por las existencias, tesorería, los derechos de cobro a corto plazo y en general por cualquier activo líquido, mientras que el pasivo corriente aglutina las obligaciones de pago a corto plazo, es decir, las que son exigibles en un plazo menor de un año.

Fondo de maniobra y cashflow, descubre por qué son tan importantes estos índices en las empresas¡Tuitéalo!

El fondo de maniobra se refiere a la capacidad de maniobra de la que dispone una empresa para poder atender sus pagos a corto plazo y, a la vez, poder realizar inversiones o adquisiciones propias de cualquier actividad mercantil. Para ello, el resultado de la formula ha de ser positivo, ya que hay una parte del activo corriente (como el stock de seguridad o el saldo mínimo necesario de disponible) que, por su importancia en el proceso productivo, debe ser financiada con capitales permanentes.

Si el fondo de maniobra es negativo, parte del activo no corriente estará financiado con pasivos corrientes, lo que aumenta la probabilidad de entrar en concurso de acreedores, al no poder la empresa hacer frente a sus deudas a corto plazo con sus activos más líquidos (activos corrientes).

El Cash Flow

El Cash flow es el indicador de análisis financiero que nos permite valorar la capacidad que tiene una empresa para generar liquidez y por tanto atender sus pagos. Para ello no es suficiente con conocer el beneficio de la empresa, ya que el beneficio contable lleva detraído en si mismo el importe de las provisiones y de las amortizaciones que si bien suponen un incremento del gasto contable, no significan una salida de dinero real de la empresa. En términos generales, el cash flow viene dado por el resultado de la siguiente fórmula:

CASH FLOW= BENEFICIO + AMORTIZACIONES + PROVISIONES

Las amortizaciones y provisiones se suman al beneficio para el calculo del Cash Flow, ya que aunque contablemente suponen una minoración del resultado del ejercicio, no implican una disposición de efectivo.

A través del Cash Flow se busca conocer las disponibilidades financieras para un periodo determinado, con el objeto de conocer si la empresa es capaz de generar el suficiente flujo de efectivo para cumplir con sus compromisos de pago. Pero, si queremos ir un paso por delante y optimizar la gestión de la tesorería, podemos utilizar los principios del Cash Management para un mejor control de la tesorería de la empresa.

 

Imagen | 401(K) 2012
En Blog de Sage | 7 consejos prácticos para gestionar tu flujo de caja (infografía)