Cómo implantar con éxito el teletrabajo en tu empresa (infografía)

Muchas pymes y autónomos ya dieron el salto al teletrabajo. Ya sean los autónomos porque no necesitan un local para desarrollar su actividad y pueden realizarla desde casa o los trabajadores a los que su propia empresa les da la facilidad de realizar parte o todo su trabajo desde su propia casa, pueden beneficiarse de todas sus ventajas.  El hecho es que las nuevas tecnologías ofrecen la posibilidad de esta forma de trabajo. Ya es una realidad el trabajar desde una oficina móvil o desde casa y atender a proveedores y clientes situados en cualquier parte del mundo.

Pese a ello, las ventajas de trabajar  “por libre” pueden plantear un gran inconveniente. En muchas ocasiones, se puede caer en la equivocación de pasar a trabajar desde casa a vivir en el trabajo. Uno de los errores más comunes de este tipo de empleado es la falta de disciplina y la mala gestión de tiempos. No obstante, siguiendo unas sencillas pautas, podrás implantar con éxito el teletrabajo dentro de tu empresa.

Los riesgos del teletrabajo

La gran comodidad de trabajar desde una pequeña habitación o desde el salón de tu casa puede volverse en contra y acabar convirtiéndose en una jornada laboral “24/7”. O lo que es lo mismo, una jornada indefinida y sin diferenciación entre vivir en casa o en el trabajo.

Otro de los aspectos a los que hay que prestar atención es la soledad e incomunicación a la que se enfrentan en muchas ocasiones los teletrabajadores. La falta de comunicación, la reducida interactuación con compañeros, el no realizar desplazamientos para ir a trabajar… Estos y otros factores  pueden causar desmotivación, menor implicación en el trabajo, aburrimiento o un retraso en el ritmo de trabajo.

Lo mismo sucede con los periodos de descanso del trabajo. Establecerlos es sencillo. Sin embargo, el hecho de estar en casa puede llevarnos o a no cumplirlos o a prolongar éstos más de lo necesario.

Entonces, ¿merece la pena implantar el teletrabajo dentro de tu empresa? ¡Claro que sí! Basta con tener una serie de pautas clara y pesarán mucho más las ventajas que estos inconvenientes, que solo aparecerán si se hacen mal las cosas.

Las claves del éxito del teletrabajo

Si tu tipo de actividad te lo permite y quieres beneficiarte de la reducción de costes que supone el teletrabajo y otras ventajas, no tienes más que seguir estos “mandamientos”:

  1. Planifica tus objetivos. Ayudará que tus trabajadores sepan lo que tienen que conseguir y los plazos establecidos para ello.
  2. Programa tus acciones para conseguirlo. No dejes al libre albedrío los pasos para alcanzar los objetivos. Para ello, organiza a tu equipo igual que si estuvieran trabajando en la sede de tu oficina.
  3. Haz reuniones al menos dos veces al mes. Es conveniente que los integrantes del equipo se pongan cara y establezcan lazos personales para ayudarse, comunicar novedades, etc.
  4. Cuenta con software que te facilite el trabajo. Hoy en día existen múltiples herramientas en la nube que te permitan trabajar desde cualquier lugar y compartir todo tipo de documentos. Por ejemplo, ¿conoces Sage Murano? Se trata de una infraestructura 100% en la nube. Su composición en módulos te permitirá llevar todas y cada una de las áreas de actividad de tu negocio desde cualquier punto.
  1. Compara la productividad con el ahorro en costes que te supone cada teletrabajador. En caso de que la productividad sea mucho mayor y el ahorro en costes sea notable, piensa entregarle a a ese trabajador un mayor nivel de conciliación.

Para que no te quede ninguna duda acerca del teletrabajo, Sage ha preparado la siguiente infografía, que podrás descargar en PDF pinchando aquí. En ella conocerás de forma muy visual cómo implantar el teletrabajo dentro de tu empresa y que sea un éxito seguro.

INFOGRAFIA_SAGE2

En Sage | Cuatro formas de adaptar un puesto al teletrabajo