2014, el año que triunfó el pago móvil

Pago móvil

Quizás 2014 será recordado dentro de algunos años como el año que triunfó el pago desde el móvil. Llevamos mucho tiempo hablando del pago móvil, pagar con el móvil y desde el móvil, que no es exactamente lo mismo. Estamos hablando de incluir el smartphone como medio de pago que sustituya, una parte de los pagos que hacemos con nuestra tarjeta de crédito.

Aunque en nuestro país el uso de las tarjetas de crédito están muy extendidas y no será sencillo de romper esta hegemonía de los pagos. De hecho, muchas de estas tarjetas ya están incorporando la posibilidad de realizar este tipo de pagos sin necesidad de introducir PIN para los pagos menores de 30 € y sólo acercando nuestra cartera al terminal de pago de la caja.

Pago móvil, cuando el smartphone sustituye a las tarjetas y las claves para su éxito

Para que pueda triunfar el pago con móvil, y cumplir con las buenas perspectivas previstas, tiene que resultar fácil y cómodo para los clientes, pero también para los comercios. De esta manera, acercar el smartphone al TPV para que acepte el pago es lo que se está buscando, de manera que todo el proceso se produzca en un paso.

Claro que esto cuenta con este inconveniente de los pagos de más de 30 € que tendremos que introducir el número PIN que nos solicitan para la autorización expresa, lo que dilata un poco el proceso y le hace perder parte de su atractivo. Introducir el PIN desde nuestro teléfono o desde el TPV no es una ventaja a nivel de comodidad, lo único que ganamos es no tener que buscar la tarjeta en la cartera.

La extensión de los TPV con NFC, que es la tecnología que permite el pago sin contacto, que al igual que el chip NFC no está disponible en todos los teléfonos, aunque cada vez son más los que los incorporan. La posibilidad de pago sin contacto no está disponible en todos los comercios, lo que al final limita mucho el impacto global del pago con el móvil.

Qué el comercio perciba que es un beneficio real, algo que no está del todo claro. Más operaciones con tarjetas y menos con efectivo, lo que va a implicar para muchos pequeños negocios que reciben pequeños pagos, es un menor margen, al tener que hacer frente a la comisión, pero también un mayor control sobre los ingresos que tienen.

La seguridad de la cartera electrónica, una de las principales dudas de muchos usuarios a la hora de utilizar el smartphone como medio de pago. ¿Qué pasa si nos roban el teléfono? ¿Dónde se almacena la información de los pagos? ¿Quién tiene acceso a la misma? Son muchas dudas que hay que despejar, y la experiencia nos indica que esto lleva mucho tiempo hasta ganarse la confianza de la gente. También pasó con las tarjetas de crédito en su momento pero que ahora tienen resuelto tanto en los pagos en el comercio como a través de Internet.

Comprar y pagar desde el móvil

Otra cosa es el sector online, donde aquí si que tenemos realmente un boom de compras realizadas desde aplicaciones, tiendas online, etc. Aquí hay varios factores que influyen a que cada año, el porcentaje de compras realizadas desde los smartphones, pero también los tablets, sea mayor.

Por un lado el aumento de la navegación móvil es un hecho. Cada día hay un porcentaje mayor de usuarios que consumen contenidos desde sus smartphones como parte de su ocio. También buscan productos, ofertas que muchas veces acaban comprando desde estos mismos terminales.

Esto hace que sea imprescindible tener el diseño de la tienda online adaptada a la navegación móvil como punto básico, donde queda mucho camino por recorrer. Si nuestro cliente no puede ver bien los productos, se irá a la competencia. No podemos esperar a que llegue a casa para ponerse delante de un ordenador y volver a ver ese producto que desea y comprarlo desde allí. Posiblemente si tiene que hacer eso, nuestra oportunidad de venta haya pasado.

Pero también tiene que estar adaptada a la navegación móvil la pasarela de pagos. Este es un paso crítico siempre en el proceso de ventas, y si hay alguna duda o el cliente no se siente cómodo y seguro en el momento de efectuar el pago, desistirá del mismo.

Por último, si tenemos una base de clientes amplia, no debemos renunciar a tener una app para la venta online, que mejore diferentes aspectos de la navegación adaptada al móvil. Por un lado, una mejor visualización y una navegación más cómoda adaptada y pensada para los entornos táctiles. Por otro, una experiencia de compra mucho más sencilla y que sea todavía más fácil. Si lo conseguimos, sin duda tendremos la posibilidad de mejorar nuestros ingresos desde los smartphones.

Conclusión

Hay todavía mucho camino por recorrer en el pago móvil y muchas incógnitas por resolver. No es la misma situación en Europa, un mercado maduro y con alta implantación de la tarjeta de crédito que en países emergentes. Sin embargo, es posible encontrar muchas situaciones donde este pago móvil será útil y cómodo, sobre todo para pequeños pagos en nuestro día a día.

Sage Pay es una pasarela de pago que te permitirá, de manera sencilla, aceptar pagos a través de tarjetas de crédito y débito, PayPal y American Express en tu tienda online.
Desde start-ups hasta grandes empresas, te ayudamos a que tu negocio crezca con la tranquilidad de trabajar con la pasarela de pago líder en Europa con más de 50.000 comercios.

En Blog Sage | Qué, quién y cómo de la compra online (infografía)

Imagen | Jason Tester Guerrilla Futures

LosLunesAlSolTrabajando en Pymes durante varios años en las áreas de sistemas, redes y Helpdesk, creo que he pasado por casi todos los departamentos del área técnica de la empresa. Habitualmente me podéis leer en Pymes y Autónomos.En Twitter me podéis encontrar como @LosLunes_AlSol