Sí, sufriremos el Suministro Inmediato de Información o SII (formación online)

  • ¡Que sí, que sí…!
  • Qué si, ¿qué?
  • Que sí, que viene el SII…
  • ¿El SI?
  • Sí, el SII.
  • ¿Y tú sabes qué es el SII?
  • Sí.

Sí.

El SII da para un rico juego de palabras y seguro, se apoyará en situaciones divertidas como a la que acabamos de hacer eco con la intención de paliar impactos… ¿A qué si…?. Pues sí.

Me temo que el chiste, simplón y barato por otro lado, empieza a ser una de las conversaciones habituales en las muchas casas de software que existen y que extienden sus brazos a lo largo y ancho del país. A pie de cafetería, en una sala de reuniones y quizás, por qué no, vamos a ponerle imaginación, en el breve trayecto de bajada en ascensor que abre las puertas de la calle después de una ardua jornada laboral.

Pero lo que está claro es que el SII, en su apariencia disfraza un proyecto de gran envergadura que permitirá a todas ellas sacar a relucir sus mejores galas y vestiduras. Un despliegue impresionante de recursos jamás visto. Ríanse del modelo 340. Sí, ríanse, que el modelo 340 se convertirá en una reliquia, en una pieza de museo. Cuánto lo vamos a llorar…

Sí.

Pero no nos engañemos, el tema es preocupante en cuanto a su gestión se refiere, por ello, son en mayoría las grandes empresas, y también las asesorías y despachos los que desde que se conoció el texto han estado a la greña con la AEAT.

Parece ser que de nada ha servido el diálogo, pues AEAT–comprometiéndose a su estudio y valoración – no ha cedido en ningún punto. Por lo tanto, el citado colectivo se ha ataviado con su correspondiente armadura, espada corta en mano y tridente en la otra dispuestos a salir a la arena y defender su negocio. Como sea.

Sí.

Examinemos pues la situación y, si se me permite el símil, todos ellos se me antojan como una versión moderna de los ahora ya ajados “sufridores en casa” del “Un, dos, tres…” en aquellas épocas en que la palabra “telebasura” aún no se había inventado.

Sí.

Abreviatura popular de “Suministro Inmediato de Información”, el SII nace como una manera distinta y más moderna de llevar los Libros Registro de IVA, que no nueva obligación – téngase claro el matiz-, y que proporcionará a la AEAT información casi a tiempo real del momento en que se realiza la operación – téngase también claro el matiz. Todo ello a través de la Sede Electrónica de AEAT.

Sí.

Obligatorio de cuajo a partir del 01/01/2017 para las Grandes Empresas, para los inscritos en el Régimen de Devolución Mensual y los acogidos al Régimen Especial del Grupo de Entidades, que siguiendo con la parodia televisiva, pasan directamente a la subasta, sin tener muy claro o definido si se van a llevar premio, o bien, calabazas.

Sin embargo, se da también la opción de dar el salto a los que en un primer estadio no han pasado el “casting” y se han librado de participar en el juego. Estos son los que van de lleno a la eliminatoria, los que sin tener necesidad de ello, por ahora, se arriesgarán a resbalar.

¿Y dónde está el truco?

La audiencia manda, por tanto, mejor tener reservas por si se apuesta por la emisión de una nueva temporada, claro está, renovada. Con savia nueva.

Se les tiende la mano ofreciéndoles una bolsa con tres caramelos gigantes de distinto sabor y un bombón: no presentarán modelo 390, caramelo de fresa suave. Tampoco entregarán modelo 347, sube la intensidad del sabor, caramelo de naranja. También se librarán de presentar el modelo 340, y aquí se dispara la acidez, caramelo de limón.  Y, para dulcificar un poco el tema,se les concederá la dilación del plazo de presentación de las autoliquidaciones mensuales en 10 días más, por tanto, del día 20 se pasará al día 30. He aquí el bombón de chocolate.

Teniendo en cuenta que estamos en la fase de la eliminatoria, quien crea que los caramelos son premios o ventajas, va muy equivocado, pues en realidad el sendero que cruzan resbala igual que lo hace una pastilla de jabón entre unas manos húmedas.

Sí.

En ambos casos, tanto para obligados, como para los más lanzados, convergen en las mismas obligaciones: más información y mayor detalle en los libros de facturas que se presenten; plazos muy reducidos para la comunicación de los datos, como será, por norma general, 4 días desde la realización de la operación en el caso de expedición de una factura, o desde el registro contable de la operación, si se trata de una factura recibida.

En todo caso, advertir que lo que se presentará en la Sede Electrónica será la información detallada de la factura, jamás el documento en sí, y por ende, para un mayor control tributario por parte de la AEAT se eliminará la posibilidad de realizar asientos resúmenes de las facturas simplificadas (los añorados tiques) teniendo la obligación de informar todas estas operaciones de forma individualizada.

¿Beneficios?

Sí.

Además de las exenciones de presentación de determinadas declaraciones informativas, el contribuyente dispondrá de una información de contraste, ofreciéndole además un borrador con los datos del IVA similar al que se obtiene para la declaración de renta, con la posibilidad de comparar, en Sede electrónica, el Libro Registro declarado con el Libro Registro contrastado.

Por otro lado, será la oportunidad idónea que permitirá modernizar los sistemas de facturación para que ayuden a una gestión ágil acorde con las directrices y exigencias de AEAT.

¿Calabazas?

Sí, también.

Facturación mucho más pulcra y transparente y personal dedicado 24 horas al día para ello, pues la instantaneidad de información a suministrar, así lo exige. A partir del 01/01/2017 se acabaron los fines de semana para los departamentos de facturación. Bienvenido sea el trabajo… la cola del paro se va a reducir paulatinamente…

Y después de las calabazas, todos nos preguntamos qué vendrá…¿Va a solucionar todos los problemas el SII?

Para el contribuyente que no haya hecho los deberes y no se haya adaptado para capear la envergadura de este proyecto, el SII, absoluta y decididamente… NOO.

En Blog de Sage / Esta vez SII