Seis consejos para que la relación con tu contable sea un éxito

La buena relación entre el contable y el propietario del negocio es un factor clave para el éxito de cualquier empresa, ya que, si bien el emprendedor es el corazón del negocio, el contable sería el cerebro, que procesa contablemente todos los flujos de la empresa.

Esta relación en ocasiones no es del todo buena, ya que a un buen responsable de contabilidad le puede molestar sobremanera que no se le faciliten las facturas o gastos, con los requisitos exigidos por la Agencia Tributaria, mientras que al empresario le puede molestar que el contable se los pida, ya que en muchos casos ni los encontrará.

Conoce 6 consejos para tener una buena relación con tu contable ¡Tuitéalo!

En cualquier caso, es conveniente dejar atrás disputas, ya que están condenados a entenderse, siendo importante que el empresario le facilite al contable la documentación necesaria en tiempo y forma, para evitar que este tenga que pedírsela; mientras que por otra parte el contable deberá informar al empresario de la marcha de la empresa, así como de la organización más conveniente desde el punto de vista fiscal.

 

6 consejos para que la relación con tu contable sea un éxito

Aquí tienes seis consejos para que esta colaboración sea un éxito:

  1. Decide qué servicios necesitas. Una vez identificados todos los servicios necesarios, la persona que lleve la contabilidad de tu negocio te podrá ayudar a determinar qué servicios se pueden desarrollar internamente y cuales es conveniente externalizar, como por ejemplo la presentación de las declaraciones fiscales y la confección de las nóminas.
  2. Controla todo el papeleo. Este es un punto especialmente crítico y fuente de constantes fricciones, ya que el empresario debe guardar toda la correspondencia financiera y enviarla a su contable, ya que en caso de que le falten justificantes para realizar los apuntes contables tendrá que perder tiempo reclamándolos. Actualmente con la banca online, la correspondencia financiera esta mucho más accesible y si faltan algún justificante del banco se puede descargar de la web del banco. El contable para poder realizar su trabajo necesita: recibos, notificaciones de pagos, facturas, nóminas, formularios de reembolso de gastos, extractos bancarios y cualquier otro comprobante pertinente. Guardarlo todo en la nube es una buena opción, ya que el contable tendrá acceso en tiempo real a la documentación.
  3. Conviértelo en un trabajo de equipo. Implicar a los empleados en el mantenimiento de los documentos, exigiendo por ejemplo reembolsos de gastos mensuales, es una buena opción. Todo el personal debe responsabilizarse para que fluya la información necesaria para el registro contable de las operaciones de la empresa.
  4. Responsabilízate de tu éxito. Si bien tu contable es responsable de procesar y presentar tus datos financieros, gestionar el negocio es responsabilidad del empresario. Si se tiene una buena contabilidad, el empresario tendrá la información que necesita para alcanzar una mayor rentabilidad y éxito de tu empresa.
  5. Controla las existencias. Si tu negocio tiene existencias, tendrás que contarlas como mínimo una vez al año, pero la mejor práctica es hacerlo como parte de tu proceso mensual. Tienes que asegurarte que siempre tengas el nivel necesario para no perder ventas, pero también minimizar el capital inmovilizado en existencias. Notificar unos recuentos de existencias correctos es vital para que tu contable pueda desempeñar su trabajo y tener una imagen real de la actividad de la empresa, ya que la variación de existencias puede distorsionar mucho el resultado al final del ejercicio.
  6. Entiende tus necesidades empresariales. Tu relación con tu contable vendrá definida por tu tipo de empresa ahora, pero también podrá cambiar en el futuro. ¿Se trata de una empresa unipersonal que ofrece un servicio o empieza un negocio muy pequeño, o esperas expandirte hasta ser un gran negocio que emplee a muchos trabajadores? El establecimiento y administración de una sociedad limitada implica invertir más tiempo y dinero, pero también presenta más eficiencias y ventajas en muchos casos.

En Blog de Sage | Cierre contable del ejercicio: periodificación y valoración de existencias