02_Destacado_TW_infografia 6 virtudes buen contable

Las 6 virtudes del buen contable (infografía)

La contabilidad es uno de los trabajos más demandados en el mercado laboral. Todas las empresas, sin importar su actividad económica, necesitan un contable en mayor o menor medida que les lleve sus números al día y les permita cumplir con sus obligaciones legales y financieras. Además de su labor en la administración económica de la empresa, un contable ha de estar dotado de los conocimientos y competencias necesarias para poder llevar a cabo su trabajo. Más allá de esto, el trabajo de contable se tiene contextualizado como mecánico y aburrido. Podéis hacer la prueba de preguntar  a alguien ajeno a la profesión sobre las tareas que este desarrolla. Seguramente te afirme que es un ser que se tira todo el día haciendo numeritos y pagando impuestos.

Pero nada más lejos de la realidad dentro de las oficinas modernas. Las tecnologías, los continuos cambios fiscales y los nuevos modelos de negocios hacen que el contable del Siglo XXI sea alguien con cualidades muy diferentes. ¿Quieres conocer el decálogo de virtudes que ha de poseer un contable hoy en día? Desde Sage hemos preparado una infografía con las 6 cualidades esenciales que harán que el área de contabilidad de tu empresa se convierta en un apoyo estratégico para la toma de decisiones.

Beneficios que aporta un buen contable a la empresa

Llevar un registro contable siempre es importante. Es cierto, sobre todo en pequeñas empresas o proyectos, que tal vez no se pueda tener en plantilla a un profesional de estas características, pero los servicios externalizados nos permiten cubrir esta necesidad abaratando costes.

A la hora de gestionar una compañía, es importante comprender que las cuentas deben ser transparentes y estar al día.  Algo que se intensifica cuando intervienen diferentes socios en una misma empresa. De esta forma, llevar un control exhaustivo de todo lo que sucede ayudaría a preservar la confianza y mejorar las relaciones entre los socios, ver la viabilidad económica y tener una base para futuras decisiones.

Un buen contable puede convertirse en el mejor consejero de tu negocio¡Tuitéalo!

Contar con un experto contable dentro de la empresa nos debe garantizar cierta tranquilidad a nivel legal y financiero, ya que no siempre el empresario está al día o conoce a la perfección la legislación que afecta o puede afectar al negocio.  No solo eso, también nos ayuda a prevenir situaciones financieras delicadas, reducir tensiones de tesorería o  a sacar partido a la liquidez que tiene una empresa cuando exista.

Igualmente, no solo llevará el registro de los libros contables, sino que también se asegurará de que sus datos son correctos.  Algo que suele suceder en los negocios de menor tamaño es que el dueño suele ser polivalente y entre sus tareas también está ocuparse de la contabilidad.  Esto puede ser viable cuando las tareas de contabilidad son sencillas pero no cuando están comienzan a volverse más complejas. Sea como fuere, con un buen contable evitarás que estos errores, a la larga, puedan costarte caros:

– Perder o tirar a la basura recibos en vez de archivarlos.

– No registrar todos los gastos.

– No llevar registro de la caja.

– Errores en el balance de activo/pasivo de la empresa.

– Pasar por alto alguna puntualización de contratos y documentos legales.

Cierto es que los programas especializados han facilitado mucho el trabajo de un contable, pero no dejan de ser un medio para llevar a cabo una tarea. Este, además de implantar el sistema contable más conveniente (Sage Contaplus Flex para pequeñas empresas de 1 a 20 empleados, por ejemplo), debe convertirse en intermediario entre los números de la empresa y las personas. Recuerda que nunca sabes que puede llegar a conseguir un contable en la empresa, pues uno de ellos, Walter Dimer, inventó el chicle en 1928.

INFG_6 virtudes del contable