Conectividad: la “keyword” que permite el crecimiento y mejora de la gestión empresarial

El mundo ha cambiado de forma notable en los últimos años. Y esto también afecta a los modelos de trabajo que tenemos en la actualidad. Hace no muchos años, Internet y la conexión con la red era visto por muchas empresas como un peligro, tanto de seguridad como por la pérdida de tiempo que podía suponer para los empleados. Los responsables de estas mismas organizaciones, hoy en día, seguramente se tiran de los pelos cada vez que les falla esta conexión. Y es que la empresa conectada resulta esencial para seguir creciendo en el futuro.

En su momento, los ordenadores supusieron una revolución en la oficina. El siguiente hito en la evolución de la gestión empresarial será la empresa conectada. De momento, muchos negocios siguen trabajando con el modelo tradicional: aplicaciones e información almacenada en sus ordenadores en el servidor que está ubicado en su oficina. Además, en muchos casos, las diferentes soluciones de gestión que utilizan están compartimentadas. La información no se comparte entre ellas y no es accesible desde fuera de la oficina.

Esto complica la gestión financiera, con los clientes o con los proveedores, teniendo que duplicar el trabajo, al no integrarse entre ellas. Uno de los retos de la conectividad de la empresa en el futuro es crear un ecosistema con todas sus aplicaciones y sacar partido de toda esta información. Por eso se desarrollan nuevas aplicaciones de gestión pensadas para sacar todo el partido a la empresa conectada.

El reto de la conectividad

No sólo se trata de mantener una comunicación fluida con los clientes, que se encuentran cada vez más digitalizados, sino también ser capaces de conectarnos con proveedores, bancos, partners, etc. Y hacer todo esto de forma natural, casi como si fueran parte de nuestra propia empresa. Para ello, es clave disponer de aplicaciones de gestión que nos permitan utilizarlas de forma intuitiva, aprovechando toda la información que generamos para tomar mejores decisiones.

Pero, además, no sólo tenemos que ser capaces de conectar con terceros, sino que debemos facilitar esta conexión dentro de nuestra propia organización. Muchas veces las aplicaciones de gestión no son capaces de integrar de forma correcta los datos que generan los diferentes equipos de trabajo. Acciones de marketing que no llegan a concretarse en ventas por falta de coordinación entre departamentos, falta de stock porque no se han pasado las órdenes de compra al departamento financiero, etc.

De esta forma, también se refuerza la colaboración entre los diferentes departamentos, trabajando codo con codo con un objetivo común. Y para lograrlo se puede establecer una estrategia conjunta, de manera que cada empleado se sienta parte del éxito de la misma, comprometiéndose de forma firme con ello. La conectividad rompe en muchas ocasiones la sensación de soledad del empleado, de ser una isla en medio de la organización, en la que no siempre se relaciona adecuadamente con el resto de departamentos.

La conectividad y el trabajo multidispositivo

A la vez esta conectividad tiene que impulsar el acceso a los datos desde todo tipo de dispositivos. Hoy en día en la empresa se trabaja no sólo sentado delante de un ordenador en nuestro puesto de trabajo. Los portátiles llevan años acompañándonos en nuestras visitas a los clientes. Pero también en muchos casos estaba la información segmentada, sólo se tenía acceso a la que que se guardaba en dicho dispositivo, no a la actualizada por la empresa cada día.

Esto puedo suponer que no se cuente con la última información disponible, si tiene o no margen financiero para realizar una oferta mejor para el cliente, etc. Pero sobre todo hace que, en muchas ocasiones, se duplique el trabajo, teniendo que recoger una serie de datos en la visita al cliente para luego “volcarlos” a su regreso a la oficina. La conectividad y el uso de aplicaciones adecuadas puede acabar con esta cuestión.

Además, muchas veces se utilizan soluciones desde el smartphone o la tablet, aprovechando los empleados las capacidades de estos dispositivos para conectarse a su aplicación empresarial, obtener una factura, crear un presupuesto, revisar un albarán o añadir los datos de la visita al CRM de la empresa. De esta forma toda la información de los clientes queda debidamente registrada.

La conectividad de la empresa es una oportunidad que, actualmente, es fácil de afrontar gracias a soluciones que conectan tu empresa con el futuro. Quedarse anclados en el pasado, con la información compartimentada, sin posibilidad de conectar con clientes pero tampoco entre nuestro equipo, supone una pérdida de productividad que poco a poco va minando la competitividad de cualquier firma.

Aplicaciones para pequeñas empresas, medianas y despachos o asesorías

Visto lo visto, es importante buscar una solución adaptada a las necesidades de cada negocio. Por eso Sage acaba de lanzar una nueva gama de soluciones que van dirigidas a dar la mejor respuesta a cada situación.

  • Sage 50C está pensada para empresas de menos de 20 empleados. Destaca por la facilidad de uso y la rapidez de su puesta en marcha. Este es un aspecto importante para las empresas más pequeñas. Supone una revolución en la forma en las que las empresas se comunican con sus clientes, pero también en la forma de mostrar la información y acceder a ella. Y todo ello integrado con aplicaciones que la empresa ya utiliza, como Outlook, Skype o OneDrive.
  • Sages 200C está pensada para empresas de hasta 200 usuarios. Su principal baza es la usabilidad, lo sencilla e intuitiva que es. Además de mejorar la conectividad nos ayudará con la automatización de tareas, la creación de conexiones directas con bancos y proveedores o la integración de distintos aplicaciones de trabajo.
  • Sages 200C Laboral, dirigida a empresas de hasta 200 empleados, destaca por un diseño y usabilidad, facilitando el trabajo con nóminas y recursos humanos. Además, nos permite conectar de forma sencilla con nuestros empleados y hace posible que el departamento de RRHH ahorre tiempo para dedicarse más a las personas y menos a la gestión, más a cuidar del empleado y menos a preparar su papeleo.
  • Sage Despachos for Life está pensada para ayudar a despachos y asesorías para conectar con sus clientes, que les permite trabajar con un programa único que integra todo lo que necesitan. Simplifica las tareas, reduce los errores y facilita la conexión con los clientes diferenciándonos de otras empresas del sector.

banner-blog_760x192

En Blog Sage | Conectividad, la pieza clave para mejorar los procesos productivos de nuestra empresa
Imagen | Thinkstock