Publicado por el 17/07/2011 | Contabilidad, fiscalidad y laboral | 2 comentarios

Sociedades 2010, los puntos clave para pagar menos

El Impuesto de Sociedades, al contrario que el IRPF, no es un impuesto progresivo sino que se aplica un tipo impositivo fijo. Sin embargo hay unas determinadas deducciones que pueden servir para bajar la base imponible del impuesto y, de este modo, pagar menos.

La posibilidad de aplicar estas deducciones es el motivo principal por el que se da la paradoja de que las empresas grandes, con un tipo impositivo mayor, suelen pagar un porcentaje menor en sociedades que las pymes, que teóricamente tienen un tipo impositivo reducido.

Reducción por creación o mantenimiento de empleo

Esta reducción ya ha sido comentada y no afecta a la base sino al tipo. Las empresas obligadas con un importe neto de la cifra de negocios inferior a 5 millones de euros y una plantilla media inferior a 25 empleados, aplicarán un tipo impositivo que se ajustará a la siguiente escala:

  • Para la base imponible comprendida entre 0 y 120.202,41€, tendrán un tipo del 20%.
  • Para la base imponible restante, un tipo del 25%.

La concición para aplicar esta reducción de tipos está es que la plantilla media de la entidad tendrá que ser superior a la unidad y no puede haber sido inferior a la plantilla media de los doce meses anteriores al inicio del primer período impositivo que comience a partir de 1 de enero de 2009. Para el cálculo de la plantilla media de la entidad se tomarán las personas empleadas, en los términos que disponga la legislación laboral, teniendo en cuenta la jornada contratada en relación con la jornada completa.

El Patent Box

Una de las deducciones más importante y, probablemente, más desconocidas es aquella que permite la reducción “del 50% de los ingresos obtenidos por la cesión del derecho de uso o explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos”, el llamado Patent Box. Esta deducción se aplica también a “la cesión de derechos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas”.

De esta manera, todas aquellas empresas que dispongan de modelos de innovación que puedan vender o ceder a terceros podrían aplicar esta reducción, por lo que el 50% de los ingresos obtenidos por la cesión de los elementos antes indicados se deducirían de la base imponible del impuesto.

La aplicación de este incentivo cesará a partir del siguiente ejercicio fiscal en el que los ingresos acumulados derivados de dicha cesión multipliquen por 6 el coste de generación del activo.

Otras deducciones

Deducción por actividades de investigación y desarrollo, la investigación que persiga descubrir nuevos conocimientos y una superior comprensión en el ámbito científico y tecnológico, y el desarrollo y aplicación de los resultados de la investigación o de cualquier otro tipo de conocimiento científico para la fabricación de nuevos materiales o productos o para el diseño de nuevos procesos o sistemas de producción, permite aplicar una deducción del 30 % de los gastos de investigación y desarrollo del ejercicio y, en su caso, por las inversiones en elementos de inmovilizado material e intangible excluidos los inmuebles y terrenos.

Deducción por actividades de innovación tecnológica, la actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes. Se deduce el 12 % de los gastos efectuados en el período impositivo.

El resto de deducciones se pueden ver en la Ley del Impuesto de Sociedades.

En Blog SAGE | Impuesto de Sociedades 2010, inicio de la campaña y novedades
Imagen | AEAT

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial y formador de emprendedores, pertenece a la red de mentores de empresas de la Xunta de Galicia y escribe en Pymes y Autónomos y en Actibva .
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa

2 Comentarios

  1. Creo que para la reducción del tipo por creación ó mantenimiento de empleo, hay que comparar NO con la plantilla del año anterior, sino con la plantilla media del ejercicio 2008, siempre que la sociedad tenga el ejercicio coincidente con el año natural. Esta comparación es válida para los ejercicios 2009, 2010 y 2011, y siempre que se cumplan el resto de condicionantes incluido en la Ley de Impuesto de Sociedades y que detalláis en vuestro artículo.

    Confirmad por favor este extremo

    Gracias

  2. En efecto #Antonio la referencia válida para la aplicación del tipo reducido es la plantilla media de la empresa en el ejercicio anterior al que se puede aplicar la norma, en este caso 2008.

    Ya hemos modificado el post para aclararlo. Gracias por el apunte.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>