SAGE-socios

Préstamos entre socios y la empresa, contabilización y tratamiento

Dentro de los comentarios de esta entrada, se nos ha planteado la duda sobre el tratamiento que reciben los préstamos realizados desde los socios hacia la empresa. Este tipo de préstamos son muy usuales dado que cada vez que la empresa tiene problemas de liquidez, fallos en la tesorería o necesita realizar un pago y no cuenta con efectivo, son los socios los que anticipan dicho dinero en la empresa y a posteriori lo reciben.

Este tipo de operaciones entre el socio y la empresa son operaciones vinculadas, que está contempladas por el artículo 16 de La Ley del impuesto de sociedades y por tanto requieren una documentación específica propia aunque su cuantía no sea elevada y una valoración a las condiciones de mercado.

Documentación de los préstamos socio-empresa

El préstamo que se formalice, sea de los socios a la sociedad o a la inversa, se deberá reflejar en un contrato donde se detallen los siguientes datos de la operación:

  • Datos del prestamista (quién presta el dinero)
  • Datos del prestatario (quién recibe el dinero)
  • Cuantía máxima del préstamo y procedimiento de disposición en el caso de queesta no sea única.
  • Tipo de interés devengado
  • Procedimiento de devolución y cálculo de las cuotas
  • Fecha de vencimiento

El contrato de préstamo debe ser presentado en la Oficina Liquidadora del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de nuestra comunidad autónoma dado que este tipo de préstamo está sujeto y exento de Actos Jurídicos Documentados. A efectos prácticos, el contrato de préstamo tiene el carácter probatorio necesario en la contabilidad de la empresa.

Debemos tener presente en este tipo de operaciones de préstamo desde el socio a la empresa, está sujeto también a la regla de subcapitalización si el importe del préstamo entre las partes vinculadas excede 3 veces el capital fiscal de la empresa tal y como marca el artículo 20 de la Ley del Impuesto de Sociedades. En estos casos, los intereses devengados que excedan sobre dicha cuantía, tendrán la consideración de dividendos a los socios.

Valoración y tributación de préstamos según mercado

El tipo de interés devengado debe ser como mínimo el interés legal del dinero. Recordemos que este tipo de interés se fija anualmente en la Ley de Presupuestos Generales. En el caso de que se pacte un interés inferior o no se pacten intereses por el préstamo, ante una comprobación tributaria, Hacienda liquidará la operación como si hubiera existido un interés igual al interés legal del dinero, con consecuencias para el socio y para la sociedad.

Tributación de los intereses

A efectos fiscales los intereses devengados formarán parte de los ingresos de la parte prestamista, pudiendo estar sujetos a retención de cara al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o del Impuesto de Sociedades. Por tanto será el pagador de los intereses quién está obligado a practicar la retención a cuenta del impuesto utilizando para ello el modelo 123 en el caso de las liquidaciones trimestrales o mensuales y el modelo 193 declaración informativa de las cuantías declaradas en el modelo 123.

 

En Blog Sage | La llegada de un inversor privado a la empresa
Imagen | sancho_panza