Las nuevas obligaciones de registro derivadas del IVA de caja

cheques

Las empresas que se acojan al IVA de caja deberán cumplir una serie de normas en los que a las obligaciones de información y registro se refiere. Estas obligaciones no suponen una gran novedad en la gestión de las sociedades, pero sí para los autónomos.

Las obligaciones afectan tanto a la hora de presentar la declaración trimestral del IVA, modelo 303, como al registro de las operaciones afectadas por el impuesto.

Los cambios para los autónomos

La legislación fiscal establece para los autónomos la obligación de llevar un registro de ingresos y gastos que se trasladan, respectivamente, al libro-registro de facturas emitidas y recibidas. Hasta ahora no existía ningún otro requisito, pero ésto cambia en el caso de los autónomos que decidan pasarse al IVA de caja.

La necesidad de justificar cuando se cobran y pagan las facturas, para declarar el IVA en ese momento, obligará a los autónomos acogidos a este nuevo sistema a documentar el abono de dichas facturas y llevar el registro correpondiente.

Por tanto habrá que guardar los justificantes (documentos bancarios, recibís, etc.) que certifiquen el momento de la transacción y el método de pago a través del que se realiza dicho pago. Recordemos que uno de los motivos de exclusión del sistema se da cuando se acumulen cobros en efectivo respecto de un mismo destinatario durante el año natural que superen los 100.000 euros, por tanto habrá que guardar los documentos que acrediten si se da o no esta situación.

El propio diseño del modelo 303, con un apartado especial para el IVA de caja, obligará a informar de todos estos datos relacionados con la operación, el momento de cobro y el sistema de pago utilizado.

El caso de las sociedades

Para las sociedades mercantiles que decidan aplicar el IVA de caja las obligaciones son las mismas, sin embargo el impacto es mínimo ya que todos estos datos ya están registrados en la contabilidad que están obligadas a seguir.

La propia contabilidad obliga a registrar los cobros y pagos a través de bancos, en efectivo (por caja) o por cualquier otro método de pago utilizado por la empresa, por tanto no hay ningún cambio en lo que respecta a las obligaciones de registro.

Sin embargo también estarán obligadas a informar, a través del modelo trimestral de IVA, de los detalles de las operaciones. Así que deberán configurar los informes contables para poder trasladar estos datos de su contabilidad al modelo 303.

En Blog SAGE | La gestión de la doble contabilidad por el IVA de caja
Imagen | liewcf

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial, formador de emprendedores, co-dirige Mi Gestión On-line y es director financiero de Up Soluciones y donatelia.com. Escribe en Pymes y Autónomos, en Actibva y en BBVA con tu empresa.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa