Publicado por el 03/01/2012 | Contabilidad, fiscalidad y laboral | 2 comentarios

Las infracciones tributarias: concepto y clasificación

Cualquier sistema suele basarse en un conjunto de normas y en el Sistema Tributario español se cumple este precepto. Estas normas recogen los derechos y deberes de los contribuyentes, pero también las infracciones en las que se incurren debido al incumplimiento de esas normas.

Las infracciones tributarias están recogidas por la Ley General Tributaria y por el resto de normas tributarias, ya que las leyes que regulan cada tributo establecen algunas infracciones específicas.

El concepto de infracción

Se consideran infracciones aquellas acciones y omisiones dolosas o culposas tipificadas y sancionadas en las leyes. Entendemos por dolosas aquellas que implican la intención de incumplir lo previsto en las normas y por culposas cuando ese incumplimiento parte de la negligencia del obligado tributario.

Además de la existencia de dolo y culpa. para que se produzca una infracción deben darse dos situaciones fundamentales añadidas. La primera es que exista una norma en la que se tipifique esa sanción, es decir que esa conducta esté descrita en la propia normativa como falta.

El otro factor fundamental para que una determinada acción y omisión sea considerada como infracción es que esté prevista una sanción para esos supuestos.

Los tipos de infracciones tributarias

Las infracciones tributarias se clasifican en tres grupos, a efectos de las sanciones a imponer en cada caso:

  • Infracciones leves
  • Infracciones graves
  • Infracciones muy graves

Las propias normas que describen las infracciones también han de clasificarlas, sin embargo hay dos situaciones que son determinantes para aumentar la gravedad de las infracciones, la existencia de medios fraudulentos y la ocultación. Teniendo en cuenta que en ambos casos, para que se consideren relevantes cualquiera de los dos hechos, se requiere que el alcanse es estas actuaciones supere el 10% de la base de la sanción.

Se entiende por ocultación al hecho de no presentar las declaraciones tributarias pertinentes; a presentar declaraciones que incluyan hechos u operaciones inexistentes o con importes falseados o a presentar declaraciones en las que se omitan operaciones, ingresos, rentas, productos, bienes o cualquier otro dato que repercuta en la determinación de la deuda tributaria.

Se considera que existen medios fraudulentos cuando se detectan anomalías sustanciales en la contabilidad o en los registros contables; cuando se utilizan personas o entidades interpuestas para ocultar la identidad del infractor o cuando se emplean facturas, justificantes u otros documentos falsos o falseados.

En Blog SAGE | Requisitos para asesorías en la ley de prevención del blanqueo de capitales
Imagen | aparcasmal

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial y formador de emprendedores, pertenece a la red de mentores de empresas de la Xunta de Galicia y escribe en Pymes y Autónomos y en Actibva .
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa

2 Comentarios

  1. Cuándo se considera una infracción tributaria delito fiscal?

  2. Una infracción tributaria puede ser elevada a delito fiscal cuando la cantifdad defraudada sea superior a 120.000 euros por tributo y año y siempre que se pueda demostrar la intencionalidad del hecho.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>