La valoración de existencias en el cierre del ejercicio económico

Valoración-de-existencias

Siguiendo con la serie de entradas sobre el cierre del ejercicio económico, hoy vamos a tratar el tema de la valoración de existencias. Al finalizar el ejercicio económico hemos de comprobar que todas las existencias registradas en nuestro sistema de información coinciden con el recuento físico de las que tenemos en nuestra empresa, sin olvidarnos de contemplar las que hayamos cedido en depósito, si es el caso.

Tendremos que dar de baja aquellas que no resulten aptas para su venta, por encontrarse deterioradas, obsoletas o caducadas, si es que se trata de productos perecederos. Realizada esta depuración, las existencias se valorarán por su coste, bien por el precio de adquisición o el coste de producción.

Valoración al precio de adquisición

El proceso de valoración de existencias al precio de adquisición se aplicará a:

  • Existencias comerciales o mercaderías: en el caso de una actividad comercial.
  • Materias primas: en el caso de una actividad industrial.
  • Otros aprovisionamientos: en el caso de ambas actividades.

El precio de adquisición que se aplica está integrado por el precio neto de compra, es decir, deduciendo al precio aplicado en factura todos los descuentos concedidos por el proveedor y se le sumarán todos los gastos soportados, hasta la ubicación del producto en nuestro almacén. Excepcionalmente se podrá incorporar el IVA soportado al precio de adquisición, cuando la actividad de la empresa no le conceda el derecho a su recuperación.

Valoración al coste de producción

Es el típico de una empresa con actividad transformadora, se calculará sumando el valor de las materias primas y otros aprovisionamientos incorporados al producto, con los costes directa e indirectamente imputables al mismo. Estos costes, los directos e indirectos, serán obtenidos de la contabilidad analítica, que estará adaptada a las peculiaridades de cada actividad y de cada empresa.

Métodos de valoración

Teniendo en cuenta que, a lo largo del ejercicio económico, las empresas registran diversas entradas y salidas de sus artículos, necesitan regular el método de valoración de esos movimientos, para que la valoración de las existencias finales, que arroja el sistema de información, sea correcta. Los métodos aplicables son:

  • PMP: precio o coste medio ponderado.
  • FIFO: la primera entrada es la primera salida.

El primero, PMP, es el más utilizado actualmente, recomendado por el PGC para aquellos artículos con precio o coste no identificable para cada unidad, aunque admite el segundo, cuando la empresa lo considere más adecuado a su funcionamiento.

El criterio de valoración a aplicar debe de ser constante en el tiempo, para evitar desviaciones que desvirtúen los resultados, ya que en su cálculo intervienen las existencias iniciales y finales del ejercicio y las iniciales de uno son las finales del anterior.

Es conveniente realizar la valoración de las existencias con el máximo rigor, especialmente en el caso de las empresas con actividad industrial, porque dentro de las diversas partidas que intervienen en la cuenta de pérdidas y ganancias, esta es la que requiere el cálculo más complejo, por encontrarse relacionado con todos los conceptos de gasto de la empresa.

Los programas informáticos de gestión de almacenes suponen una gran ayuda para registrar los movimientos y la valoración de las existencias y permiten emplear cualquiera de los métodos de valoración admitidos por la legislación vigente, informándonos de su valor permanente. Además, pueden integrar automáticamente esa valoración en los balances e informes periódicos de gestión de la empresa, tan necesarios en tiempos de crisis y control exhaustivo.

En Blog Sage | Cálculo de amortizaciones desde cero
Imagen | Unai Pascual

Pablo Herrero

Pablo Herrero es Ingeniero Industrial en la especialidad de Organización Industrial, relacionado con la Ingeniería de Organización de empresas. Escribe habitualmente en el blog Fuera de Límites y ha colaborado en Pymes y Autónomos.

Puedes seguirlo en Twitter en @pabloherrero