La nueva fiscalidad de la I+D+i

Innovación

La situación actual está llevando a eliminar progresivamente las deducciones del Impuesto de Sociedades, sin embargo eso no se pone de manifiesto en lo que respecta a los incentivos fiscales de la I+D+i.

Los últimos cambios en este aspecto se empiezan a aplicar en este ejercicio y son varios y en la mayoría de los casos suponen una ampliación en la aplicación de estas deducciones. Sea como fuere, la fiscalidad de esta parte de la actividad empresarial ha sufrido varios cambios para este ejercicio.

El nuevo Patent Box

Obligado por la legislación europea, el Gobierno ha modificado las condiciones de aplicación del denominado Patent Box. Recordemos que con este nombre se define el incentivo fiscal que se obtiene por la cesión a un tercero del uso y explotación de una patente o un diseño industrial.

Hasta ahora se permitía la reducción de la base imponible del Impuesto de Sociedades del 50% de los ingresos obtenidos por la cesión del derecho de uso o explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos, y también se aplica a la cesión de derechos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas. Con la nueva normativa se amplía la reducción al 60%, pero la base de cálculo de este porcentaje ya serán los ingresos brutos obtenidos por la cesión si no las cantidades netas, es decir sobre los beneficios que se consigan.

Además hay que indicar que antes estaba establecido un límite para la deducción, que se aplicaba cuando los ingresos derivados de dicha cesión multiplicaban por 6 el coste de generación del activo cedido. A partir de este cambio legislativo no se aplicará límite alguno.

El resto de cambios

Además del cambio anterior, el Impuesto de Sociedades también sufre otras modificaciones en relación a las deducciones por las actividades de I+D+i. A partir de este ejercicio se elimina la restricción en la aplicación de las deducciones fiscales por la realización de actividades de I+D+i.

Se ha decidido que las empresas puedan, incluso, solicitar el abono de las cantidades que no puedan ser aplicadas por este concepto debido a la insuficiencia de cuota, siempre con el límite de 1 millón de euros anuales para las deducciones de innovación tecnológica y un límite total de 3 millones de euros para la totalidad de las deducciones de I+D+i. Hay que destacar que estos límites se aplicarán a nivel de grupos de sociedades.

Se determina que para poder aplicar esta opción será necesario que transcurra al menos un año desde la finalización del periodo impositivo en el que se generó la deducción sin que ésta no se hubiera aplicado. Además será obligatorio el mantenimiento de la plantilla media adscrita a actividades de I+D+i a la finalización del periodo impositivo en que se generó la deducción. Las empresas que lo apliquen también estarán obligadas a redactar un informe motivado sobre la calificación de la actividad como de I+D+i.

En Blog SAGE | Novedades fiscales para 2014
Imagen | Ruta n

Mister Empresa es Master en Asesoría Fiscal y Contabilidad. Consultor empresarial, formador de emprendedores, co-dirige Mi Gestión On-line y es director financiero de Up Soluciones y donatelia.com. Escribe en Pymes y Autónomos, en Actibva y en BBVA con tu empresa.
Puedes seguirlo en Twitter en @misterempresa