Publicado por el 06/12/2010 | Contabilidad, fiscalidad y laboral | 2 comentarios

Cómo funciona la libertad de amortización fiscal y creación rápida de empresas


Tal y como comentamos el pasado miércoles, el Gobierno ha aprobado un nuevo de decreto de medidas que rebajan la fiscalidad de las empresas mediante la ampliación del concepto de empresas de reducida dimensión y la rebaja en cinco puntos del impuesto de sociedades y la supresión de la cuota a las Cámaras de Comercio.

Además de estas dos medidas, se ha aprobado la libertad de amortización para todas las empresas a partir del 2011 y se ha puesto en práctica un mecanismo para la creación rápida de empresas, que acorten los plazos y trámites administrativos y recorten los gastos que son necesarios para poner en marcha una empresa.

La libertad de amortización de activos nuevos a partir del 2011

Las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo en los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2011 al 2015, podrán ser amortizadas libremente. La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Esta amortización libre será aplicable también a los inmovilizados que se adquieran mediante contratos de arrendamiento financiero que cumplan las condiciones del Art 115 de la Ley del impuesto. Por otra parte, los activos adquiridos durante el 2009 y 2010 que se quieran amortizar libremente, están sujetos a la creación y mantenimiento de empleo en la empresa, tal y como se describió en la paquete de medidas anticrisis de abril de 2009.

A efectos prácticos, la manera de operar en el impuesto de sociedades consiste en realizar la amortización contable que corresponda anualmente por cada inmovilizado que sea suceptible de aplicación en los criterios de amortización libre y en la posterior corrección de la base imponible del impuesto mediante aumentos o disminuciones del resultado contable al aplicar la libertad de amortización fiscal.

Supongamos un activo con un coste de adquisición de 30.000 euros, amortizable linealmente en tres años. En el primer año contabilizaremos como gasto la dotación de de 10.000 por la amortización y corregiremos en -20.000 euros, el resultado contable de la base imponible en el impuesto de sociedades del año 2011.

Al ejercicio siguiente, volveremos a contabilizar como gasto los 10.000 euros correspondientes a la amortización contable del inmovilizado pero en el impuesto de sociedades, tendremos que corregir al alza el resultado contable del impuesto de sociedades en +10.000 euros mediante los ajustes extracontables.

A efectos prácticos, las amortizaciones fiscales aceleradas, permiten desplazar a los ejercicios siguientes las cuotas del impuesto de sociedades dado que permiten amortizar íntegramente los inmovilizados en los ejercicios que se ponen a disposición acumulando los efectos del gasto contable en este año. Como vemos, no es una rebaja efectiva del impuesto, sino un traslado de la cuota del impuesto a periodos siguientes.

Creación rápida de empresas

La siguiente gran novedad que incluyte este decreto de medidas anticrisis es la posibilidad de creación rápida de empresas. Actualmente, los costes y trámites necesarios para poner en marcha una empresa pueden alcanzar los 40 días y tener un coste superior a los 600 euros.

La modificación que se introduce faculta a notarios y registradores para que se realicen todos los trámites de creación de empresas de manera telemática, salvo la firma notarial de las escrituras de constitución, de tal manera que una empresa con un capital social inferior a 3.100 euros esté operativa en un día y si su capital es de menos de 30.000 euros, que podamos tener la empresa disponible en 5 días hábiles.

Respecto a los costes, se ha fijado un tope de 100 euros para las empresas con 3.100 euros de capital y 250 para las empresas con 30.000 euros. Todas estas medidas se ven complementadas con la eliminación del impuesto de actos jurídicos documentados para todas las operaciones societarias y con la eliminación de la publicidad de dichos actos en prensa escrita, con el consiguiente ahorro en costes de constitución.

Medidas positivas y necesarias, dado que la burocracia en la creación de empresas es una traba importante para los emprendedores y empresarios que quieren comenzar una nueva actividad mercantil y que esperemos sirvan para mejorar el número y la calidad de las empresas que ya operan en España.

Más Información | Real Decreto-ley 13/2010 de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo (PDF)
En Blog Sage | Cómo es la rebaja de impuestos anunciada por Zapatero
Imagen | La Moncloa

Remo es licenciado en Química y LADE, relacionado con la dirección financiera y fiscal de empresas. Escribe habitualmente en los blogs Pymes y Autónomos y El Blog Salmón.

Puedes seguirlo en Twitter en @Remo_

2 Comentarios

  1. Ahora sólo falta que los notarios y registradores se pongan las pilas con todo esto

  2. En lo personal me parece un buen decreto, buen blog

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>