Despachos profesionales internacionales

Despachos profesionales internacionales, ¿tendencia o excepción?

Los despachos profesionales internacionales son una realidad en muchos ámbitos profesionales. Existen, por ejemplo, despachos profesionales que tienen clientes en distintas naciones, mientras que otros se lanzan a abrir sedes en otros países o tienen como punto de referencia el mundo entero.

Junto a ellos existen muchos despachos profesionales locales, centrados en una población y su entorno cercano o, a lo sumo, en aquellas situadas en el mismo país. Pero, ¿qué deparará el futuro? Existen tanto fuerzas que pueden contribuir a que los despachos internacionales se conviertan en una tendencia, como factores que pueden reforzar la posición de la sucursales locales.

Cómo se produce el cambio de visión de un despacho profesional desde lo local a lo internacional ¡Tuitéalo!

Algunas fórmulas de internacionalización de despachos profesionales

El surgimiento de despachos profesionales internacionales o el cambio de visión de un despacho profesional desde lo local a lo internacional puede surgir de diversas formas.

La apertura de sedes en el extranjero

Los servicios profesionales tienen un marcado carácter técnico y una profunda vocación de servicio al cliente. Sin calidad técnica y satisfactorio servicio al cliente, el despacho profesional está condenado al fracaso.

La apertura de una primera sede en otro país es un reto importante. En primer lugar, porque las necesidades de los clientes pueden ser sólo parcialmente semejantes a las de los clientes del país de origen. En segundo lugar, los estándares técnicos con los que se desarrolla la profesión pueden ser diferentes. Esto en parte se explica por las diferentes características de los clientes y del entorno, pero también por el diferente marco normativo que regula la profesión.

El proceso de implantación internacional exige comprender muy bien cuáles son las fortalezas del despacho que son trasladables internacionalmente. Exige comprender las debilidades y las posibilidades de adaptación. También requiere un plan de inversiones, una financiación, tejer una nueva red de relaciones. Y, entre otros aspectos, también requiere una coordinación con el despacho de origen.

La fusiones y adquisiciones de despachos profesionales de distintos países

Las fusiones y adquisiciones internacionales pueden ser una vía para el crecimiento y la diversificación geográfica. También pueden ser una fórmula de solución de problemas de un despacho profesional que, tras la operación, deja su control en manos de un grupo extranjero.

La complejidad surge por los posibles cambios en la cultura del despacho adquirido y la necesidad de un proceso de adaptación. Y es muy importante analizar el impacto de la operación en el crédito que tienen entre sus clientes en los diferentes ámbitos geográficos.

El crecimiento de los grupos internacionales de despachos profesionales

En la mayoría de ámbitos profesionales existen algunos grupos multinacionales con vocación de crecimiento. Los procesos de apertura de nuevas sedes, de incorporación de nuevos mercados, de crecimiento de las ya existentes en distintos países tienen una naturaleza diferente a la de aquellos despachos profesionales que se lanzan por vez primera a la internacionalización. Se trata de un proceso continuo, no de un hito en su historia.

Para los que abren su primera sede, o incluso para los que mantienen sus primeras relaciones internacionales, el proceso es un reto. Del reto de la internacionalización pueden salir cuantiosos beneficios, si se hace bien, o un rotundo fracaso que cuestione el futuro del despacho, si se cometen graves errores. En estos grupos con amplia experiencia internacional el proceso es mucho menos arriesgado, pero también son menos las ventajas del proceso de internacionalización que quedan por extraer.

Las franquicias internacionales y los despachos profesionales

Las franquicias constituyen para el franquiciador una excelente oportunidad para convertir la transferencia internacional de conocimiento en una oportunidad de negocio. También permiten explotar una marca internacionalmente, ofrecer oportunidades de inversión y financiación, etc.

Al franquiciado le dan hecha una parte muy relevante del trabajo de internacionalización. La apertura de su despacho se suma a un proceso en marcha de internacionalización en el que participan despachos de distintos lugares del mundo

La prestación internacional de servicios online

Una opción de internacionalización de los despachos profesionales es la prestación de servicios online. Cada día más despachos incorporan los servicios online y muchos lo hacen con el fin de poder prestar servicios internacionalmente.

El gran punto a favor de esta forma de internacionalización son sus menores costes. Se evita el coste de tener que abrir un despacho físico en el extranjero.
Pero también ofrecen ventajas para mejorar el servicio al cliente. Por ejemplo, el cliente tradicional del despacho lo puede seguir siendo incluso cuando se desplaza al extranjero.

Las fuerzas que refuerzan la creación de despachos profesionales internacionales

Una posibilidad es que los despachos profesionales internacionales se conviertan en tendencia en los próximos años. A ello contribuirían diversos factores.

Un cliente cada día más internacionalizado

Tanto los servicios profesionales dirigidos a empresas como los dirigidos a particulares se enfrentan a un cliente cada día con intereses y necesidades cada día más internacionales.

Las pymes son uno de los primeros clientes de los despachos profesionales. En los últimos tiempos estamos viviendo un importante proceso de internacionalización de pymes. Por un lado, cada día hay más startups. Las startups son negocios escalables cuya prueba de fuego es el proceso de internacionalización. Los despachos profesionales internacionales pueden aportar una visión más completa que ayude a las startups a superar ese reto.

Por otro lado, otra tendencia es la creación por pequeños negocios de tiendas online. A través de ellas pueden alcanzar una clientela internacional. Y también en el ámbito de la prestación de servicios, profesionales o de otro tipo, existe una tendencia hacia el crecimiento de la oferta de servicios digitales en diversos lugares del mundo. Lógicamente, estas ventas internacionales crean una necesidad de mayores consultas a despachos profesionales acerca de aspectos internacionales de la actividad.

Los propios particulares también se están internacionalizando. Cada día más gente aprende idiomas extranjeros, trabaja en diferentes países, realiza viajes, estudia en otro país, invierte sus ahorros en el extranjero, se informa de lo que sucede en otros países, sigue modas o tendencias surgidas en lugares distantes… De ahí que los despachos que prestan servicios profesionales a particulares deban tener cada día una visión más internacional.

Las telecomunicaciones facilitan la coordinación de los despachos profesionales internacionales

Todas las formas de telecomunicación tienen en común facilitar la comunicación entre personas y organizaciones distantes. Los últimos desarrollos como la telefonía móvil, Internet o el desarrollo de múltiples apps para aprovechar al máximo los procesos de telecomunicación facilitan la transferencia de información entre sedes separadas por la distancia física y establecidas en diferentes países.

La nube es un buen ejemplo de ello. Sedes situadas en distintos países, o distintos lugares de un mismo país, pueden estar trabajando en conjunto en un proyecto que está en la nube. Ello permite aprovechar el conocimiento de las realidades locales que cada sede aporta, constituyendo una forma de aprovechamiento de la inteligencia colectiva del despacho como organización internacional.

El teletrabajo, más allá del realizado en la nube, es otro buen ejemplo. Un teletrabajador puede realizar aportaciones a despachos profesionales situados en distintos lugares. Eso, por ejemplo, permite que un profesional que se desplaza a otra sede pueda seguir trabajando para su sede de origen, lo que puede facilitar mucho la coordinación de despachos profesionales internacionales.

La aproximación normativa internacional

Las normas contables internacionales o la creación de estándares internacionales en ingeniería son ejemplos de procesos de progresiva aproximación internacional del marco normativo en el que se desarrollan las profesiones.

Este es un aspecto crítico en el proceso de internacionalización. Cada requerimiento o forma de abordaje diferente en función de distintas normativas nacionales supone un coste de adaptación. Cuanto menores sean esas diferencias, menores serán los costes y más sencillo será que los beneficios de internacionalización del despacho superen a los costes.

No obstante, están por ver los tiempos, los avances y los retrocesos en ese proceso de aproximación normativa. Lo que hoy puede parecer tendencia en muchos ámbitos puede acelerarse, ralentizarse o desarrollarse de forma asimétrica en diferentes profesiones. Podría verse una aproximación internacional muy grande en algunas profesiones, mientras en otras puede que se mantengan o acrecienten diferencias sustanciales entre países.

Los factores que refuerzan la posición de los despachos profesionales locales

Los cambios del entorno pueden favorecer la proliferación de despachos profesionales internacionales. Sin embargo, existen buenas razones para pensar que también los despachos profesionales de orientación local puedan salir reforzados.

La mayor disponibilidad de servicios de apoyo a los profesionales

Los despachos profesionales se enfrentan a trabajos cada día más complejos. La dimensión internacional es una de las que aportan una complejidad creciente. Pero, nunca como ahora, los despachos profesionales habían tenido tantas herramientas para afrontar las fuentes de complejidad.

Una de las fuentes de apoyo a los servicios profesionales es el desarrollo del software como servicio (SaaS). Empresas especializadas transforman su amplio conocimiento del abordaje de un problema complejo en un software de manejo sencillo. Los despachos profesionales evitan incurrir en elevados costes fijos en el desarrollo de procesos para resolver necesidades complejas de sus clientes.

Los servicios de Sage para asesorías y despachos son otro buen ejemplo. Permiten a los despachos profesionales desde apostar por un despacho inteligente a soluciones enfocadas a cada una de las áreas del despacho. Hay una solución de Sage para cada necesidad de los despachos profesionales. En Sage, los despachos profesionales encuentran el apoyo perfecto.

Por otro lado, el surgimiento de nuevas formas de telecomunicación y la extensión de las ya existentes facilita la creación y profundización de contactos. Así, los despachos profesionales de carácter local pueden buscar con mayor facilidad apoyo en esa red de contactos para afrontar los retos profesionales más complejos.

Las alianzas con despachos extranjeros conservando la independencia

Son muchos los lugares que, pese a la distancia física, mantienen unas relaciones especialmente intensas. En esas relaciones de todo tipo entre dos lugares, es habitual que se necesiten servicios profesionales en dos o más lugares. Las alianzas de despachos profesionales suelen tener como uno de sus principales objetivos convertir a los despachos participantes en la alianza en puente preferente de esas relaciones entre ambos lugares.

En cierto modo, un despacho ofrece servicios profesionales que facilitan la salida (y, en su caso, el regreso de un país), mientras el otro facilita la entrada en el otro (y, en su caso, las posteriores relaciones). Cada despacho participante en la alianza ofrece conocimiento de su entorno local conservando ambos la independencia. Pero, al mismo tiempo, el cliente obtiene un servicio coordinado y adaptado a las necesidades de cada lugar.

Los procesos de internacionalización facilitan la coordinación de despachos profesionales de diferentes países. Aportan un conjunto de rasgos culturales internacionales que permiten que la relación sea más fluida. Y esa coordinación un poco más sencilla permite, en determinados casos, mantener su independencia sin necesidad de que pasen a formar parte de un mismo grupo.

La complejidad creciente de las peculiaridades locales

Junto al proceso de internacionalización surge un proceso de incremento de la complejidad asociada a cada lugar concreto. Por ejemplo, las normativas que se aplican en cada lugar, a pesar de los procesos de aproximación, suelen tener especificidades importantes. Otro ejemplo son las diferencias demográficas que existen a lo largo del mundo.

Además, en un contexto de mayor competencia internacional, esas peculiaridades cobran cada vez mayor importancia. Aquellos competidores que se adaptan mejor a las peculiaridades locales gozan de ventaja.

En aquellos servicios en los que las peculiaridades del lugar cobran mayor importancia, los despachos profesionales internacionales tienen alguna desventaja. Frente a ellos, los enfocados al ámbito local acumulan una dilatada experiencia en adaptarse a las peculiaridades del lugar donde prestan servicio. Y esa experiencia puede ofrecer una importante ventaja en costes.

El valor de la marca local

Algunos despachos profesionales tienen una marca de gran valor local. Mentar su nombre supone asociar mentalmente el desarrollo de su actividad profesional a la ciudad donde prestan servicio.

El grado de conocimiento, reconocimiento y prestigio de dichos despachos en su ámbito territorial es enorme. Construir esa marca supone un esfuerzo muy grande para obtener la reputación, mantenerla y acrecentarla.

Los despachos foráneos saben que pueden tener muchas ventajas. Pero desarrollar una marca del valor de la de los despachos locales puede ser muy costoso e, incluso, en ocasiones, difícilmente replicable. En esos casos, el grado de confianza del cliente en despachos con una marca local consolidada puede ser muy complejo de adquirir por otras vías.

La complejidad organizativa de la internacionalización de despachos profesionales

La internacionalización supone un reto organizativo para cualquier empresa. Hay que coordinar equipos orientados a entornos diferentes y que, por tanto, tienen necesidades distintas.

El manejo de la información y de las órdenes dentro del grupo es más complejo. Para los jefes es más complejo hacer comprender a los trabajadores de todos los despachos del grupo sus órdenes, instrucciones y objetivos. También es más complicado informarse de lo que sucede en cada punto.

Si no se sabe afrontar el reto organizativo, las posibilidades de fracaso en la operación de expansión internacional son elevadas. Por eso, muchos despachos orientados al público local prefieren establecer sus políticas de crecimiento hacia nuevos segmentos de negocio dentro de su entorno local. Sacrifican, eso sí, una oportunidad para que afloren los problemas organizativos del despacho, y sus posibles soluciones.

Podemos decir que la tendencia hacia despachos profesionales internacionales o locales dependerá de un conjunto de factores. Existen fuerzas que permiten pensar que cada día habrá más internacionales, pero también los locales tienen bazas importantes que jugar. El tiempo acabará demostrando hacia qué lado se inclina la balanza.

En Blog Sage | Cómo desarrollar un despacho profesional omnicanal

Imagen | Thinkstock