Factores clave para poner en valor los servicios de tu Despacho Profesional

El panorama empresarial ha sufrido cambios radicales en las últimas décadas. El crecimiento de las pymes y autónomos y la incursión de la tecnología en todas las áreas del marketing y la gestión han transformado la labor de los despachos profesionales.

Esta situación ha puesto de manifiesto, una vez más, la dicotomía del “renovarse o morir”. A quienes eligen luchar, esta misma elección les plantea las opciones de una transición práctica y de mantenimiento, o una renovación de procesos e intenciones de crecimiento.

¿Es la intención de tu despacho alcanzar nuevas cotas de éxito? Entonces, sigue leyendo, pues más abajo exponemos las claves que te ayudarán en esa ascensión.

Asesoramiento para los asesores

Cuando una empresa busca la ayuda de una gestoría para procesos en los que la primera no es experta, la renovación de los despachos requiere de expertos en los nuevos modelos de negocio y herramientas.

Contar con ayuda en nuevas tecnologías y relaciones, ayudará a tu despacho a elegir el mejor camino posible en su transformación.

Los dos aspectos más importantes en los que buscar la ayuda de expertos este año son:

  • eCommerce, porque también pueden venderse servicios en internet. Disponer de una página o recurso web que permita a los clientes ponerse en contacto contigo e, incluso, contratar paquetes de servicios antes de coger siquiera el teléfono, será una ventaja innegable.
  • Networking activo, de forma planificada y con una estrategia de marketing sólida. El objetivo será convertir a las caras visibles de tu despacho en auténticos profesionales de las relaciones públicas y localizar los eventos más rentables a los que asistir.

Marketing 2.0

Todo negocio online fundamenta su estrategia en herramientas y plataformas digitales. De ellas, las más relevantes son las que te permiten:

  • Generar y mantener una comunicación efectiva con los clientes.
  • Utilizar el correo electrónico y las redes sociales como un medio profesional de marketing.
  • Medir el resultado de tus campañas para optimizar tu despacho.
  • Evaluar y mejorar la relación con tus clientes.

Formación

Para poner en marcha el nuevo plan de negocios es fundamental garantizar la excelencia de los trabajadores. La formación debe dotar a los empleados de tu despacho con los conocimientos y herramientas necesarios para enfrentar los retos comerciales presentes y futuros.

Idealmente, deben aprender a utilizar todos los recursos de la asesoría para conectar a esta con clientes y clientes potenciales de forma que, además de incrementar su productividad, sean capaces de:

  • Desarrollar acciones de marketing y comerciales por su cuenta.
  • Diseñar eventos y encuentros con los clientes. Desde reuniones uno a uno hasta eventos online.
  • Detectar nuevas oportunidades para el negocio.
  • Descubrir nuevas formas de trabajar apoyados por un mayor conocimiento de las soluciones del despacho.

Las claves de la diferenciación

Tras años de oficio y en una era en la que casi todas las personas jurídicas cuentan con los servicios de un asesor, la profesión ha quedado “estandarizada”. Esto tiene la ventaja mencionada de que su contratación sea algo común, pero también el inconveniente de haberse convertido en una comodity.

Ante tal panorama es importante entender que la diferenciación de un despacho solo puede llegar a raíz de aportar a sus clientes un valor que la competencia no pueda cubrir. Ya sea en forma de nuevas tecnologías, vías novedosas de comunicación o un nivel superior de especialización.